¿De qué manera influyen los colores en nuestro hogar?

11 Enero, 2020
Este artículo ha sido escrito y verificado por el historiador del arte Francisco Jiménez
Los colores tienen mucho que decir dentro del hogar. Muestran nuestra personalidad, ofrecen un contenido estético y aportan un sentido a la decoración.

La aportación cromática que apliquemos en un interior configura una estética determinada, pero ¿de qué manera influyen los colores en nuestro hogar? Todos ellos tienen algo que decir y, según la tonalidad, pueden contribuir de una manera más directa o pasar más desapercibidos.

Lo que sí está claro es que la conjunción de varios colores puede ayudar a generar una armonía interna. No obstante, debe existir siempre una relación estrecha con el resto del mobiliario y la decoración en general.

En el mundo del interiorismo, la forma debe estar ligada al color. Evidentemente, estos conceptos están conectados entre sí y beben el uno del otro. Por eso, la influencia de los colores puede llegar a ser muy interesante, pudiendo ofrecer carácter, personalidad y distintos significados.

Los colores en nuestro hogar: aportación estética

Influencia de los colores en nuestro hogar
Imagen: pinterest.es

No cabe duda que la aportación estética se hace presente a través de los colores. Son los que conforman un contenido determinado y los que contribuyen en cierta medida a crear un ambiente. De hecho, el tipo de habitación influirá en la elección del color.

Normalmente, en los salones tendemos a utilizar colores neutros que no destaquen en exceso. Como es un espacio en el que pasamos largos periodos de tiempo, no debemos generar estridencia, sino más bien tranquilidad y desasosiego. Por eso, colores como los grises, blancos y terrosos tienden a estar presentes.

En los dormitorios es donde solemos trabajar más los colores personalizados: verdes, azules, ocres, cálidos, etc. Según los gustos que tengamos, escogeremos la tonalidad que más nos represente. Además, pueden influir a la hora de obtener mayor comodidad y relajación.

– Nuestra personalidad suele estar relacionada con unos colores determinados.-

3 maneras de relacionar los colores con el entorno

Cocina colorida
Imagen: thekitchn.com

En los salones, cocinas y comedores los colores deben estar relacionados directamente con el mobiliario. Este juega un papel muy importante, hasta el punto de llegar a ser el protagonista. Por tanto, debemos prestar atención a la aplicación de los tonos según el tipo de función que tenga el espacio.

  1. En el caso de que la habitación se utilice para el descanso y relajación, los tonos terrosos suelen contribuir de manera notable. Aquellos que son más intensos (rojos, verdes o amarillos) pueden activarnos y no permiten que nuestra mente desconecte.
  2. Las cocinas deben ser lugares funcionales donde los colores pueden adquirir una presencia más destacada. Generalmente se relacionan con el blanco, tratanto de ofrecerse pureza y delicadeza y resaltando, así, la tonalidad que tematice la cocina.
  3. El comedor es la habitación en la que puede trabajarse la estética de forma más cómoda y apacible. Se trata de generar una sintonía con las sillas y la mesa. Por este motivo, si se escoge un color en concreto, puede ser interesante utilizar aquellos que son más claros y que puedan resultar más agradables a la vista.

En este sentido, podríamos señalar que los colores nos transmiten puras sensaciones. Son, por tanto, el componente indispensable para generar un contenido y tratar de ambientar.

Los colores neutros: sencillez y funcionalidad

Los colores en nuestro hogar: colores neutros
Imagen: nomadbubbles.com

Si no queremos arriesgar en la elección de las tonalidades, los colores neutros son la mejor elección. Encajan perfectamente en cualquier habitación. Sin embargo, a la hora de combinar los colores en nuestro hogar hay que tener cuidado, ya que pueden generarse disonancias que después alteren nuestro estado de ánimo.

Por ejemplo, el uso de grises combinados con tonos llamativos como el rojo no suele quedar bien, al igual que los naranjas con los negros o los amarillos con los azules oscuros. No es cuestión de contrastar de forma evidente, sino que debemos relacionar y tratar de establecer un diálogo.

En el fondo, los tonos neutros aportan sencillez y no suelen generar problemas. Podríamos decir que son funcionales y, a su vez, se emplean en decoraciones modernas, contemporáneas y minimalistas.

La severidad a través de los tonos oscuros

Salón en negro
Imagen: postcardsfromtheridge.com

Existe la posibilidad de reflejar contundencia y severidad a través de los colores. Para ello, debemos escoger los que mejor se ajusten al estilo serio. 

Algunos colores como el negro, gris oscuro, verde botella o azul oscuro pueden ser perfectos soportes para la decoración interna en la que el principal componente estético sea el concepto de seriedad.

Normalmente, aquellos que son oscuros ofrecen un carácter muy solemne, sensato y formal. Es una manera de no arriesgar en las combinaciones ni de generar contrastes fuertes.

  • Atkins, Caroline:Colorea tu hogar, Londres, Ceac, 2003.