Cómo decorar una tienda de alimentación

Si tienes una tienda de alimentación, es importante que tengas presente algunos consejos útiles para conformar un ambiente atractivo para el público.

Escrito y verificado por el historiador del arte Francisco Jiménez el 17 Mayo, 2019.

Última actualización: 17 Mayo, 2019

Si tienes un negocio y eres tu propio jefe, debes tener en cuenta que el espacio comercial ha de ser un lugar atractivo, bien cuidado y limpio. Por eso, en esta ocasión te mostramos algunos consejos sobre cómo decorar una tienda de alimentación.

Cuando prestamos un servicio de cara al público, debe haber una estética definida en el negocio. Muchas veces no nos damos cuenta que al utilizar ciertos colores o muebles podemos generar mayor atracción hacia el público. Hay que saber encontrar las oportunidades de negocio.

Sin duda alguna, la decoración debe estar estudiada y bien trabajada. En el caso de que descuidemos este factor, nos estaremos arriesgando a perder clientela, ya que convertiremos este lugar en un sitio incómodo y poco agradable para la vista. Por tanto, el objetivo que se debe conseguir es que el cliente se empape de sensaciones.

Decorar una tienda de alimentación: combinación entre funcionalidad y estética

Lo más importante que debemos tener en cuenta es la combinación que establezcamos entre funcionalidad y estética. Hay que guardar una misma línea decorativa para todos los recursos que dispongamos en el espacio y que, a su vez, tengan que ver con los productos que vendemos.

Los supermercados, por ejemplo, suelen tender hacia la absoluta funcionalidad; quizá utilicen el color identificativo de la marca para ofrecer una ligera temática estética, pero no trabajan el mobiliario de una manera sutil y elaborada.

En cambio, las tiendas de embutidos, delicatessen, de artesanía, gastronómicas especializadas, etc., suelen hacer esta combinación de manera efectiva y trabajando la relación de los alimentos que se venden con los estantes donde se ubican.

Cuando la tienda se convierte en un lugar agradable, las ventas se multiplican.

¿Qué estanterías son mejores para la tienda?

Las estanterías son el recurso más útil para poder colocar los productos de manera ordenada. Evidentemente, existen muchos tipos, pero la elección que hagamos dependerá de lo que queramos mostrar y ofrecer en la tienda. Veamos a continuación algunos ejemplos:

  • En el caso de un espacio comercial de embutidos, suelen utilizarse las mamparas de cristal para tener los productos protegidos y visibles. No obstante, también está la opción de usar estanterías de madera con el fin de ofrecer un ambiente más campestre y natural.
  • Las tiendas gourmet o de delicatessen también tienden al uso de muebles de madera. De hecho, suelen pintarse de negro para que la apariencia sea mucho más seria y refinada, ofreciendo un ambiente sosegado. Esto es lo que podemos comprobar, por ejemplo, en las vinotecas.
  • Los comercios con productos artesanos es donde mayor libertad hay a la hora de usar estanterías. Se emplean tanto de metal como de madera. Incluso, se cubren los estantes con manteles para dar un toque más atractivo. Existe una clara tendencia a los colores tostados y blancos en este tipo de tiendas.

Los colores, el medio para definir la temática

Aunque no lo creas, una tienda de alimentación posee una temática. Según el tipo de producto que se ofrezca, debe haber unos colores determinados. Por eso, la elección de estos debe ser estudiada y comprendida, sabiendo dónde aplicarlos para que se consiga una combinación agradable.

Los alimentos necesitan ser complementados con tonalidades cálidas. De hecho, el propio color de la madera acompaña muy bien a los espacios comerciales. Por otro lado, los neutros son otra posibilidad, especialmente si los colocamos en las paredes para que funcionen como soportes, así destacarán más los muebles y los productos.

Otros casos especiales son las vinotecas, donde conviene emplear el negro y el granate para estar en combinación con los colores propios de las botellas y del vino. Por otro lado, están las tiendas de vegetales, donde los colores del bosque predominen.

La tendencia a escoger colores neutros y oscuros son la mejor opción.

Decorar una tienda de alimentación: la luz es la que genera el ambiente

A la hora de ambientar el lugar, debemos aplicar un tipo de iluminación que ofrezca un ambiente cálido y apacible. Es preferible huir de las luces blancas que emplean los supermercados, ya que no dejan de ser más estresantes y funcionales.

En el caso de una tienda de alimentación, el objetivo es hacer que el cliente se sienta cómodo, en un ambiente atemporal, invitándole a que se relaje y disfrute del momento de la compra. Esto hará que se incrementen las ventas.

La luz debe ser dirigida hacia los productos de las estanterías y, por supuesto, nunca dejar espacios en penumbra.

Te podría interesar...
Mi DecoraciónLeerlo en Mi Decoración
Materiales para diseñar y decorar un bar

Si el interiorismo es importante en sí mismo, diseñar y decorar un bar cobra mayor relevancia porque su estética es gran parte de su éxito comercial.



  • Saldarriaga Roa, Alberto; Villegas Jiménez, Benjamín: Espacios comerciales, Villegas Editores, 1994.

Licenciado en Historia del Arte por la Universidad de Salamanca, posee conocimientos en distintas ramas del arte y la historia, concretamente en los campos del patrimonio histórico, la arquitectura, la pintura y la escultura; además, amplía su formación en el ámbito del diseño de espacios de interior, principalmente en la concepción espacial interna de las viviendas, cómo repercute la iluminación y la aplicación de las artes decorativas. En su trayectoria profesional, ha combinado sus dos grandes pasiones: la docencia en materia de arte e historia y los museos. Actualmente, trabaja como profesor de instituto y como redactor para Grupo M Contigo. Posee una amplia experiencia en el ámbito de la gestión cultural y la musealización de espacios expositivos, habiendo trabajado dentro de esta rama en el Museo del Ejército (Toledo). Sus investigaciones se centran en la comprensión de los principios fundamentales que rigen las artes, su exposición visual y su aplicación en el mundo del interiorismo. Por otro lado, ha trabajado como guía y gestor de sala de exposiciones en Romanorum Vita (La Caixa). A su vez, se especializa en la redacción de contenidos vinculados en distintas temásticas culturales y artísticas. Se considera un apasionado del cine, la música, la historia y la aplicación y desarrollo de las artes en sus distintas vertientes con presencia fundamental en las arquitecturas del presente.