¿Qué colores generan mayor luminosidad en los interiores?

22 Mayo, 2020
Este artículo ha sido escrito y verificado por el historiador del arte Francisco Jiménez
Te contamos cómo coordinar los colores para construir un espacio que resulte de nuestro agrado donde la decoración se coordine con la luz.

La intensidad de la luz que recibimos en los interiores está condicionada por la ubicación de la casa, el tamaño de los ventanales y, por supuesto, por el tipo de decoración. Por eso, es momento de que resolvamos la siguiente cuestión: ¿qué colores generan mayor luminosidad en los interiores?

Hoy en día, tenemos sistemas de iluminación artificial en verdad interesantes para cualquier estancia de la casa; incluso, podemos graduarla a nuestro antojo y producir efectos que contribuyan estéticamente.

Sin embargo, un aspecto a tener en cuenta es la claridad que obtenemos en los interiores. Hay tonalidades oscuras que suscitan sensación de penumbra, mientras que otras refuerzan la luz natural y ayudan a su mayor difusión. 

El color blanco favorece la luminosidad en los interiores

Salón blanco roto.

La influencia del color blanco es bastante contundente. No debemos olvidar que es fácil de combinar y encaja perfectamente en cualquier habitación. En su aplicación, puede establecerse en elementos en concreto o como predominante en el espacio al completo.

En el fondo, podemos considerarlo como un tono reflector; es decir, al recibir la luz desde la ventana, esta rebota por todo el conjunto, aumentando la luminosidad de forma notoria y creando una atmósfera que resplandece, especialmente si se utiliza en las paredes.

Existen diferentes tipos de blancos, algunos que generan mayor brillantez y otros que se encuentran a medio camino hacia un gris claro. Un caso muy interesante es el blanco roto, un color que realiza un pequeño aporte de calidez y cierto clima sosegado.

El blanco es una solución factible para enriquecer lumínicamente los espacios.

Los tonos cálidos para generar mayor luminosidad en los interiores

Confeccionar tus propias cortinas en color salmón.
Cortinas en color salmón / proyectos.habitissimo.com.ar

Resulta imprescindible que, además del blanco, conozcamos otra paleta de colores que pueden incrementar la luminosidad en los interiores. Es importante evitar aquellos que tiendan a ser oscuros y apagados. Veamos 4 ejemplares:

  1. El mostaza no resulta estridente y es agradable a la vista. De hecho, se puede decir que es atractivo por su apariencia y refleja muy bien la luz. Si el mobiliario que le acompaña es blanco o terroso, se percibe, por tanto, una sensación plácida y apacible.
  2. En el caso del salmón, es evidente el toque de dulzura y delicadeza que ofrece; no obstante, conviene que escojamos aquella tipología que tiende a ser más clara y pálida ya que existen otros ejemplares más apagados que no favorecen.
  3. El naranja es un tono más juvenil y veraniego. Ayuda a activar nuestros sentidos y estimula la mente. La luz encuentra en él un soporte perfecto para producir calidez. A su vez, hay que destacar que resplandece por sí mismo, adquiriendo protagonismo y fuerza.
  4. No debemos olvidar el amarillo, un color que sobresale de forma evidente por encima del resto de recursos y resulta, incluso, estridente. Su combinación es complicada ya que despierta en nosotros cierta exaltación por la propia brillantez que origina en el espacio.

La luminosidad de los interiores a través del azul cielo

Espacio monocromático en azul cielo.

La gama de azules es bastante amplia, pero si hay que resaltar uno que favorezca la luminosidad, es el azul cielo. Su apacibilidad y sutileza estética permite el desarrollo de un ambiente confortable y sosegado.

En el fondo, es un tono de profunda claridad que refleja la luz natural y transmite una serenidad incomparable. Si se aplica en las paredes, contribuye a envolver de mejor manera la percepción de templanza y refresca los interiores.

También, es habitual encontrarlo en cojines, alfombras, mantas o cortinas con el fin de generar ciertos contrastes. De todos modos, para que se realce la decoración del espacio, es preferible su aplicación en los muros; así, confluye mejor con el conjunto.

La correcta relación entre la luz y el color despierta sensaciones agradables.

La paleta de colores pastel, una manera de idealizar los espacios

Dormitorio pastel para lograr luminosidad en los interiores
Imagen: pinterest.es

A la hora de recrearnos con unos colores que potencien la iluminación interna, los tonos pastel son una gran apuesta. Los hay de distintas tipologías: cada uno ofrece una apariencia distinta y engalana los espacios en coordinación con el resto de la decoración.

Tanto la luz artificial como la natural se recrean al encontrarse con esta gama. En realidad, no relucen en exceso y transmiten serenidad en el ambiente. De esta manera, ayudan a contruir un entorno confortable y cargado de positivismo; de hecho, en los días más nublados producen cierto grado de claridad.

Imagen principal: Design photo created by freepik – www.freepik.com

  • Lluch, Francisco Javier: Arte de armonizar los colores, Barcelona, Imprenta de El Provenir, 1858.