El color lila: el favorito de la decoración

Mónica Heras Berigüete·
17 Julio, 2020
Te damos algunas pautas para que decores con color lila tu casa. Verás cómo se llena de paz y de alegría por partes iguales.
 

Es dulce, elegante y lleno de misterio pero, a la vez, tiene esas chispas vibrantes capaces de llenar cualquier espacio de vida. Queremos darte las claves para decorar con el color lila.

La clave radica en saber cómo combinarlo y, por ello, te vamos a dar algunos tips para puedas incorporar esta tendencia del interiorismo en tu hogar. ¿Estás preparado?

El color lila y su significado

Decorar con color lila.

Uno de los tonos más claros del morado es el lila, que lo obtienes si mezclas el rojo con el azul. En los últimos años, se ha convertido en un color asociado con el feminismo y, por lo tanto, con la pasión y las ganas de cambio.

Algunas de sus tonalidades más oscuras también se asocian a la inteligencia y a la capacidad de generar dinero. De ahí que si hablamos del color lila como tendencia decorativa, se relacione con espacios que quieren ser elegantes pero frescos.

El color lavanda, como también se le conoce, llena de calma y sus efectos relajantes recuerdan a los que producen su planta. Sin dudas, un color a tomar en cuenta si quieres añadir dulzura y serenidad a cualquiera de tus espacios.

Color lila: ¿cómo combinarlo?

 
Alfombra geométrica lila.

Pese a ser un color un tanto llamativo, no satura el espacio y es gracias a las propiedades que ya te hemos contado, así que no temas usarlo para decorar cualquier ambiente. Queda muy bonito mezclado con el gris, el rosa, el verde, el negro o algún tono neutro como el beige o el blanco, por supuesto. 

El lila funciona genial para crear contraste con el mostaza o con el azul turquesa. Puedes usar estas combinaciones a través de los elementos decorativos como las alfombras, los cojines o algunos adornos.

Otra idea que queda muy sofisticada es combinar distintos tonos y crear un efecto monocromático. Si lo haces bien, quedará genial y no saturará en absoluto el ambiente, todo lo contrario.

Cómo incorporar el color lila a la decoración 

Dormitorio en violeta.

Dependiendo del estilo decorativo que quieras proyectar, así será la intensidad recomendada del color puesto que el efecto es muy distinto en cada caso. 

 

Las tonalidades más claras de violeta y lila son perfectas para los espacios vintage y para los amantes del shabby chic, donde el romanticismo y las flores se convierten en los protagonistas absolutos. 

En este caso, un dormitorio en lila sería todo un acierto puesto que, además de bonito, te invita a tener dulces sueños. Puedes poner un papel pintado con un pequeño estampado o usarlo en la ropa de cama; mira esta funda nórdica de IKEA.

Si buscas un efecto más contemporáneo y sofisticado, lo mejor es que optes por la gama de las tonalidades más oscuras. Utilízalo en pequeñas dosis, como a través de una butaca, de los textiles o de algún jarrón floral.

Es uno de los colores que te ayudarán a crear un dormitorio elegante, moderno y actual; no lo dudes y ábrele las puertas al berenjena y al púrpura. 

Algunos tips en clave lila

Decorar con el color lila
Imagen: pinterest.es
  • En la mesa: puedes disfrutar de un encuentro tranquilo al aire libre con una vajilla en este color, como esta de El Corte Inglés. Es un acierto de cara al verano puesto que llenarán de frescura tus comidas y sentirás que estás en la Provenza. 
  • Un spa en casa: no existe mejor manera de relajarte que llenando de lavanda tu baño. Pon ramilletes secos con esta planta, llena de sales la bañera, enciende una vela aromática y que tus toallas también sean de este color.
 
  • En el techo: pintar los techos de colores se ha convertido en una de las tendencias deco favoritas de los interioristas y este color es tan luminoso que le daría un efecto de amplitud a tus ambientes.

El lila es un color lleno de magia y muy fácil de aplicar en lo que a decoración se refiere, así que no lo dudes y llena tu casa con su luz.

Es el compañero perfecto para un dormitorio y uno de los que más gusta en los baños. Y si tienes un jardín, no dudes en utilizarlo en tu decoración de exteriores.