Claves para decorar el portal de un vecindario

27 Agosto, 2020
Este artículo ha sido escrito y verificado por el historiador del arte Francisco Jiménez
Si el portal de nuestro edificio tiene un aspecto lúgubre, triste y apagado, hay que buscar una alternativa y decorarlo. La finalidad es que nos sintamos cada día orgullosos del lugar donde vivimos.

Las primeras impresiones siempre se nos quedan grabadas en la retina. En el mundo del interiorismo, juega un papel muy importante la imagen de los espacios; es a partir de ahí donde realizamos valoraciones personalizadas. De este modo, conviene saber algunas claves para decorar el portal de un vecindario.

Los edificios suelen tener un espacio comunitario donde se encuentra un zaguán de acceso, el ascensor, los buzones, los trasteros, etc. Esta zona está gestionada por todos los propietarios, por lo que el diseño puede no ser el acertado o que no se encuentre en buen estado.

Hay que tener en cuenta que cada día pasamos por este lugar y, obviamente, siempre que traigamos invitados también van a verlo. Por este motivo, se hace necesario que las zonas comunes estén bien adecentadas y se tenga cierto cuidado estético.

Principales errores que se suelen cometer

Decorar la entrada del edificio
Imagen: pinterest.es

Uno de los errores más habituales es la ausencia de decoración. Esto se debe a la búsqueda de la funcionalidad y la falta de sensibilidad. Parece que por ser un espacio comunitario se debe dejar libre, diáfano y sin recursos que ornamenten.

Este criterio no tiene fundamento. En el fondo, se está perdiendo la posibilidad de conseguir cierto carácter hogareño, que resulte interesante y que proporcione un ambiente recogido, singular y cuidado. Hay que tener en cuenta que el estado del portal define a los residentes del vecindario.

En cambio, se suelen dejar los materiales a la vista y el desgaste de la pintura visible. No es cuestión de recargar o completar todos los rincones con algún elemento o para ocultar la suciedad; el objetivo es que se cree un espacio agradable, confortable y que nos satisfaga.

El portal de acceso es el preámbulo antes de llegar a nuestro hogar.

4 claves para decorar el portal de un vecindario

El portal del edificio
Imagen: pinterest.es

En primer lugar, debe existir consenso entre todos los vecinos para que se decore el portal. Todo el mundo debe estar de acuerdo y, por supuesto, que exista una participación general. Solo así se conseguirá una aceptación común. Veamos 4 claves a tener en cuenta:

  1. El objetivo fundamental es que sea un lugar acogedor que resulte agradable. Para ello, se deben escoger tonalidades neutras o blancas que sean fáciles de combinar, de la misma manera que se pueden incorporar algunos tonos cálidos.
  2. El uso de las alfombras puede ser una buena idea siempre y cuando se mantenga una higiene periódica de la misma. Si no es así, se puede dejar el suelo al descubierto. De esta manera, resulta más fácil de limpiar y, también, es confortable.
  3. Los materiales pueden quedar visibles. Cada vez son más los que prefieren tener mármol en las paredes y el suelo; no obstante, también está la opción de pintar los muros y el techo. Además, conviene escoger tonalidades claras para favorecer la luminosidad interna.
  4. Búsqueda de la diafanidad: tal y como se ha mencionado anteriormente, no hay que saturar el portal con elementos decorativos. Lo mejor es que escojamos lo que consideremos oportuno y se disponga con una función significativa.

Algunos recursos decorativos para decorar el portal

Claves para decorar el portal de un vecindario
Imagen: pinterest.es

A todos se nos viene a la cabeza el portal de nuestro edificio, ¿realmente consideramos que está bien decorado? Probablemente, no. Un elemento que no suele faltar es el espejo. Los más comunes son los horizontales, de gran tamaño y apaisados.

Generalmente, se emplean las plantas como medio para decorar y proporcionar un toque verde y natural al espacio. Esta es una posibilidad muy interesante, sobre todo para cubrir rincones vacíos o para alguna mesa que ofrezca un aspecto más curioso al espacio.

Las comunidades más lujosas tienen recursos como un sofá, una mesa con jarrones y velas, esculturas, etc. Incluso, tienen lámparas de araña de gran tamaño. Consideran este espacio como un lugar de encuentro entre los vecinos.

La limpieza es esencial

Sin lugar a dudas, el buen mantenimiento de las zonas comunes es fundamental. La limpieza debe ser semanal, siendo un principio básico para conseguir un ambiente embriagador y decorar el portal de una manera más digna.

Uno de los fallos que suelen cometer los vecindarios es la falta de higiene en el portal.  En el fondo, se debe cuidar como si fuera nuestra propia casa. Esta es la mejor manera de sentirnos cómodos en el lugar donde elegimos vivir.

Imagen principal: pinterest.es

Suárez Espinel, Alma: Decoración y ambientación en habitaciones y zonas comunes en alojamientos, Elearning, 2014.