Claves para una casa más fresca

Mónica Heras Berigüete·
19 Junio, 2020
El calor del verano puede llegar a ser molesto. Descubre algunos consejos para que tu casa se conserve más fresca.
 

Las temperaturas empiezan a subir y, aunque la llegada del verano seguramente te alegre, el exceso de calor puede terminar por fastidiarte. Por eso, te traemos algunas claves para una casa mas fresca.

Evita que tu casa se convierta en un auténtico horno a través de espacios más frescos y agradables que te permitan controlar el uso del aire acondicionado. ¿Te animas?

Ciérrale el paso al sol y consigue una casa más fresca

Arreglar persianas.

Cuando el sol aprieta, es difícil mantenerlo a raya. Sin embargo, puedes echar mano de algunos trucos de la abuela para lograr que tus espacios se mantengan un poco menos calurosos.

Uno de esos tips consiste en cerrar las ventanas y las persianas durante las horas de mayor calor. Mantener en oscuridad tu casa es la mejor forma de evitar que el sol te achicharre. 

No te olvides de ventilar

Cerrar las ventanas no implica no ventilar ni cerrarlas a cal y canto. Ya sabes lo importante que es renovar el ambiente de tu casa; además, en verano la ventilación cruzada puede bajar considerablemente la temperatura de tu casa. Esta se produce cuando hay ventanas enfrentadas ya que, así, se provoca corriente.

 

Abre las ventanas a primera hora de la mañana para renovar el aire y si puedes, repite la operación cuando el sol ya no caiga a plomo sobre tu fachada. 

Hablemos de cortinas y de estores

Estores en screen.
Estores en screen / cortinadecor.com

Elegir bien la tela de tus cortinas o estores hará que tu casa esté mucho más resguardada del sol (y, también, del frío). Las más recomendables son los textiles gruesos y opacos. Puedes poner unos estores con tela screen que se fabrica con fibra de vidrio y poliéster, y que brinda protección extra contra los rayos UV. 

Los textiles ayudan a mantener una casa más fresca

Cambiar la decoración según la temporada del año es posible gracias a los elementos textiles. En verano, necesitarás tejidos ligeros y frescos; opta por los naturales como el lino o el algodón.

No es necesario que cambies la tapicería entera, solo que añadas una funda a tu sofá, cambies los cojines y/o guardes las mantas y plaids más gruesos.

También, puedes renovar tus alfombras por unas de fibras vegetales: bonitas y frescas. Acompáñalas con una paleta cromática neutra y de colores luminosos.

Más plantas, mayor frescura 

Plantas perfectas.
 

Poner plantas en casa tiene muchos beneficios: desde purificar el aire hasta llenar el lugar de alegría y equilibrar la energía pero, también, es una poderosa arma para refrescar tu casa.

Decora con macetas llenas de frondosas plantas y mantén su humedad pulverizándolas a menudo; esto ayudará a que tu casa esté fresquita durante el verano.

Piensa en invertir en aislamiento para una casa más fresca

Unas ventanas que cierren herméticamente son capaces de mantener la casa fresca en verano y caliente en invierno, al evitar que se escape el calor o el frío por las rendijas y te gastes un dineral en electricidad o en gas, según sea el caso.

Comprueba el estado de los cerramientos y si no están en buenas condiciones, valora cambiarlos. Es una inversión que tal vez no tenías pensada pero, a la larga, ahorrarás mucho dinero.

Elige vidrios de control solar, ya que tienen una lámina que reduce la cantidad de radiación que absorbe el cristal sin perder luminosidad.

Los ventiladores de techo sí que ayudan

Ventilador de techo para el salón.

Si no quieres tener todo el día el aire acondicionado encendido, un ventilador de techo te va a ayudar a refrescar el ambiente. Elige uno de 1 m de diámetro si la habitación tiene menos de 12 metros y para espacios mayores, es mejor que te decantes por modelos de 120 cm de diámetro. 

 

El mejor consejo posible es que abras las ventanas y que recuerdes que esta etapa tan calurosa solo dura unos cuantos meses así que ¡disfruta del calorcito!

No abuses del aire acondicionado: no es bueno para tu salud, ni para el medio ambiente. Intenta hidratarte a menudo, evita que el sol entre a las horas centrales del día y no te olvides de poner plantas para refrescar el espacio.

Imagen principal: House photo created by freepik – www.freepik.com