Cestas trenzadas: lo artesano no pasa de moda

Para darle al hogar un toque artesanal, las cestas trenzadas son el recurso idóneo para aunar sofisticación y funcionalidad, encajando muy bien en cualquier estilo y sirviendo como recipiente para guardar todo tipo de objetos.
Cestas trenzadas: lo artesano no pasa de moda
Francisco Jiménez

Escrito y verificado por el historiador del arte Francisco Jiménez.

Última actualización: 10 agosto, 2020

En el mundo de la decoración, nos encontramos todo tipo de posibilidades, desde las producciones en serie realizadas en fábricas a las que son manufacturadas. Dentro de este último campo, hay que destacar las cestas trenzadas.

Cualquier objeto puede adquirir una condición estética determinada como para ornamentar un espacio. Conviene que se encuentre dentro de un contexto específico y que proporcione un contenido en particular que, con sutileza y elegancia, resulte atractivo.

Los recursos que se han realizado manualmente resultan muy interesantes. Detrás hay un apredizaje, un proceso de elaboración y un significado. Por eso, son una buena apuesta y, sin lugar a dudas, enriquecen las estancias y contribuyen en la definición del estilo.

¿De qué están hechas las cestas trenzadas?

Recursos decorativos realizados con yute
Imagen: amazon.es

Este tipo de cestas están hechas, generalmente, con yute, un material que resulta resistente al paso del tiempo y que es, a su vez, maleable como para ser trabajado manualmente. Por este motivo, la creatividad está presente.

Al tener estas cualidades, juega un papel muy importante el ingenio personal en el diseño. Este puede ser más sencillo o más sofisticado, todo depende de las ideas propias que se tengan y de las intenciones del artífice. Eso sí, la idea que hay que remarcar es que se trata de un producto artesano.

Por otro lado, hay que destacar la naturalidad del propio material, encasillándolo dentro del grupo de los sostenibles; es decir, aquellos que han sido hechos con productos naturales y que no requiere un gasto elevado de dinero.

La delicadeza y la naturalidad están presentes en su apariencia.

4 tipos de cestas trenzadas para la decoración

Cestas trenzadas
Imagen: amazon.es

Además de considerarlas como un recurso ornamental, también tienen su capacidad funcional. Se emplean tanto para ofrecer una imagen decorativa como para poder almacenar objetos; por tanto, son útiles para la organización interna de la casa. Vamos a conocer 4 tipologías interesantes:

  1. Uno de los más comunes es el cesto con asas curvas y formato circular u ovalado. Es de gran tamaño y suele tener un tamaño de 30 cm de alto por 35 cm de ancho. La decoración externa puede ser variopinta, desde los tonos lisos a los dibujos más sofisticados.
  2. Otro caso que es bastante parecido al anterior es el que no tiene asas. Este puede recordarnos más a un ámbito ancestral ya que, desde el Neolítico, se tiene constancia de este tipo de producciones. Si tiene colores por el exteror, resultará mucho más atractivo.
  3. Por otro lado están los que tienen forma trapezoidal y líneas rectas; es decir, un formato completamente distinto al anterior. Están hechos con yute mucho más duro y se emplea, sobre todo, como revistero.
  4. En cuanto a las rectangulares, son más sencillas y se emplean para distintas funciones: revistero, cesto de pan, para guardar los cosméticos, etc. De hecho, se suelen poner una tela por encima con la que proteger el yute y ofrecer, así, un aspecto más sutil.

Opciones en madera

Cestas trenzadas de madera
Imagen: amazon.es

La madera es otro de los materiales que se pueden emplear para las cestas. Evidentemente, no son listones gruesos y firmes, ya que se requiere un doblamiento y manipulación que sea fácil de trabajar.

Se realiza mediante el entrelazado de distintas barras planas o cilíndricas que son livianas. No tienen un grosor destacable y tienen un claro parecido al mimbre. Esto no quiere decir que no sean resistentes; de hecho, se puede conseguir un resultado firme y duradero.

Generalmente, las más comunes son las que tienen la tonalidad de la madera; en cambio, también existe otra posibilidad: las que son de color blanco. De todos modos, nosotros mismos podemos policromar la superficie según nuestro gusto.

Los recipientes también pueden ser recursos útiles para la decoración.

Cestas trenzadas de esparto

Cestos de esparto
Imagen: berberia.es

No podemos olvidarnos de uno de los modelos más curiosos: la cesta de esparto. Lo que solemos denominar como el famoso capazo. Se caracteriza por ser fuerte, sólido y su textura resulta un tanto áspera al tacto.

En el fondo, no es tan habitual para la decoración. Se utiliza más bien para el día a día, como recipiente de almacenaje o, por ejemplo, como bolsa para la compra, para ir a la piscina o, simplemente, para guardar los pañales.

En definitiva, cualquiera de estas cestas pueden convertirse en una manera distinta de adornar la casa, ofreciendo una imagen distinguida y un tanto alternativa.

Te podría interesar...
Lámparas de mimbre y bambú para decoración de interiores
Decor Tips
Leerlo en Decor Tips
Lámparas de mimbre y bambú para decoración de interiores

Las lamparas de mimbre y bambú son muy bonitas y ofrecen un estilo inigualable en todos los ambientes. Conoce sobre ellas en este post.



  • Iglesias, Mara: Decoración fácil y económica, Buenos Aires, Lea, 2013.