Cerámica de colores para el suelo

15 Junio, 2020
Este artículo ha sido escrito y verificado por el historiador del arte Francisco Jiménez
La estética del hogar debe definirse desde distintas vertientes: las formas, los tamaños, el espacio y los colores. Una manera de trabajar sobre estos últimos sería a través de los suelos de cerámica.
 

La aplicación cromática que hagamos en el hogar puede trabajarse desde distintas vertientes. Solemos centrarnos en las paredes, el mobiliario y la decoración pero, también, existe otra opción muy interesante: la cerámica de colores para el suelo.

Los materiales que empleamos para el piso suelen ser, fundamentalmente, madera y cerámica. Ambos contribuyen estéticamente en los interiores al favorecer la relación con el resto de recursos y al participar en la consonancia del conjunto.

La innovación suele llegar a través de las tonalidades que utilicemos. Estas sirven para definir un ambiente; no obstante, la particularidad está en que la percepción visual la recibimos desde abajo y se convierte en un soporte para toda la decoración de la habitación.

¿Por qué utilizar cerámica de colores?

Cerámica de colores
Imagen: pinterest.es

En una vivienda, tenemos la oportunidad de aplicar recursos que ayuden a realzar la imagen interna. Si nos limitamos a repetir los modelos del pasado, entonces no progresaremos en absoluto. La idea es que se descubran nuevas fórmulas que dinamicen los espacios.

La cerámica es un componente que ofrece resistencia al paso del tiempo y una apariencia que puede resultar muy interesante. No cabe duda de que es una buena apuesta, no solo por la dureza del material, sino también por las posibilidades que tiene.

 

Además, nos encontramos con distintos modelos y estampados como puede ser, por ejemplo, la azulejería hidráulica. De esta manera, si nuestra casa tiene un estilo en concreto, es momento de reforzar la armonía cromática y favorecer el diálogo estético.

Si dudamos qué tipo de suelo poner, existe una amplia variedad de pavimentos.

4 tipos de cerámicas de colores

Gres porcelánico mármol
Imagen: italiangres.com

En el mercado, podemos encontrar numerosas tipologías y texturas, tanto si son de colores lisos como si tienen algún diseño. Antes de realizar la elección, conviene que descubramos 4 formatos que están teniendo cada vez mayor desarrollo en el interiorismo:

  1. Las baldosas denominadas como «gres» están recibiendo mucha demanda. Se encuentra en diferentes tonos, pero la gama de terrosos es la que mayor aceptación tiene. Proporciona un toque cálido y rústico al lugar, siendo útil para terrazas, cocinas y baños.
  2. Cabe la posibilidad de que la cerámica muestre cierta apariencia de madera. En el fondo, es un engaño visual. El tono neutro grisáceo es muy recurrente, pero no debemos olvidarnos de la variedad de beiges, a modo de parqué.
  3. Para los más atrevidos, están las losas de tonos intensos: rojos, amarillo, turquesa, etc. Evidentemente, este tipo de suelo adquiere un protagonismo singular y condiciona el ambiente del lugar y el tipo de decoración que está en el entorno.
  4. Otra posibilidad es el gres porcelánico con apariencia de mármol. Muestra un aspecto esmaltado, muy apropiado para estancias más lujosas o de estilo clásico. Se encuentra en distintas gamas de tostados, verdes, azules, oscuros, etc.
 

¿Qué nos aporta la cerámica de colores?

Cerámicas de colores en el suelo
Imagen: pinterest.es

El grado de innovación se alcanza cuando conseguimos aportar un contenido diferente y singular. De todos modos, es muy fácil caer en el error. Simplemente por el hecho de no escoger correctamente un tipo de pavimento, podemos producir una disonancia estética llamativa.

Una de las ventajas de la cerámica de colores es que se confirma como un recurso más en la decoración. En otras palabras, no pasa desapercibida y contribuye, junto con el resto de elementos decorativos, a generar un ambiente distinguido y acogedor.

En cambio, uno de los mayores inconvenientes es que va a condicionar el espacio rotundamente. No cabe duda que la influencia es notoria y, si no coordinamos bien los recursos, se llegará a un estado de tensión, incomodidad y estridencia.

La elección cromática de los suelos debe estudiarse detenidamente.

Compra y adquisición del producto

Baldosas en el salón
Imagen: pinterest.es
 

En internet existe una amplia variedad de páginas webs de empresas dedicadas al mundo de la cerámica. Es una herramienta útil que permite la circulación rápida de información; así, el cliente puede tener una primera toma de contacto desde su propia casa.

Asimismo, conviene que acudamos al establecimiento para comprobar cómo es este material, qué cualidades posee y ver el color in situ. No es lo mismo contemplarlo a través de una pantalla que percibirlo directamente con la luz natural.

En definitiva, antes de proceder a la compra, debemos conocer qué características tiene este tipo de suelo, qué nos puede aportar y, sobre todo, que contruyamos una imagen visual del lugar donde lo dispondremos.

  • Gilliatt, Mary: El libro de la decoración, Círculo de lectores, 1987.