Tu casa también necesita un detox

Mónica Heras Berigüete·
19 Julio, 2020
Tu casa también necesita un detox y vamos a contarte los motivos y cómo conseguir sentirte mejor en ella.
 

Seguro que has pensado mucho en si tu hogar te hace sentir verdaderamente a gusto, cómodo, relajado y seguro. O si, por el contrario, hay algo que obstaculiza tu bienestar en él. Es posible que los objetos que tienes y la forma en la que está decorado no estén logrando su cometido. Tu casa también necesita un detox y ha llegado el momento de hacerlo.

Ponte manos a la obra con esta filosofía de vida que promete cambiar tu casa y todo lo que te rodea. Al fin y al cabo, tiene sentido pensar que lo que refleja tu casa es una proyección de tu mundo interior.

Tu casa también necesita un detox y te decimos porqué

Artesanías en una casa alegre

Hay una filosofía que habla de que «tu casa eres tú». Se trata de la creada por Elisabet Temporal desde The Home Moviment, un proyecto que te invita a desintoxicar tu hogar y, de esta manera, conectar contigo mismo, obtener más poder personal y más orden mental.

Ella habla de que como estás tú, cómo estás contigo mismo y con los demás. Además, aborda la importancia de crear un remanso de paz en el que poder llegar y sentirte mejor que en ningún otro lugar.

Tu casa también necesita un detox si prefieres estar fuera, si no te sientes cien por ciento cómodo cuando estás entre sus cuatro paredes, si no te hace sentir pleno y agradecido cada vez que entras por la puerta.

 

Pero calma que todo tiene una solución y hay ciertos cambios que puedes ir haciendo con conciencia para darle un giro radical a tu vida. Todos los aspectos de tu vida están reflejados en zonas específicas del hogar y, con un poco de empeño, podrás «desbloquear situaciones que tienes estancadas», explica la experta en orden y desapego interno.

El arte de decir adiós

Marie Kondo y la limpieza del hogar

Seguramente, no es la primera vez que escuchas acerca del desapego de los objetos que hay en la casa. De hecho, Marie Kondo fue una de las pioneras en hablar de ello.

Céntrate en qué emociones quieres sentir en cada uno de los espacios de tu casa, qué objetos quieres conservar y cuáles estás dispuesto a dejar ir. Aprende más sobre el desapego aquí.

Empieza por esos puntos en donde sueles dejar todos los objetos que no tienen un lugar definido en tu casa: el mueble del recibidor, la encimera de la cocina, ese aparador en el comedor. Deshacerte de todo esto, te ayudará a tener más claridad mental.

Tu casa también necesita un detox: un poco de orden

El siguiente paso es asignarle un lugar a cada cosa y, lo más importante, ser consecuente con esta decisión. Si has decidido guardar las llaves en el cajón del recibidor cada vez que entres por la puerta de casa, evita dejarlas sobre la mesa de centro o donde mejor te pille.

 

También, debes ser consecuente con lo que quieres tener en cada uno de tus ambientes. Si lo que te gustaría es una cocina práctica y que te permita acceder a todo lo que necesitas fácilmente, tendrás que tener accesorios del orden que te lo permitan.

La limpieza para tener una casa desintoxicada

Organizar el hogar
Imagen: House photo created by freepik – www.freepik.com

Si piensas en tu casa como en ti mismo, comprenderás la importancia de mantenerla limpia en todo momento. No solo eso, también te harás más consciente de los productos que utilizas para cada superficie y buscarás los más adecuados para cada una de ellas.

Piensa en la limpieza de tu casa como si se tratase de una sesión de spa para ti. Mímala, llénala de aromas deliciosos y, seguro, te sentirás mucho más a gusto.

Los detalles también cuentan

Una vez que hayas logrado esto, toca el turno de decorar tu casa con muebles que te hagan sonreír y con plantas que llenen de vida cada espacio. Piensa en la sensación que te gustaría tener en cada espacio y busca objetos que te lleven a esa emoción. Esto va más allá de tendencias. Conecta con tu propio yo.

Tu casa también necesita un detox y siguiendo una rutina como esta, lograrás sentirte mucho mejor en ella. Se trata de que sea un lugar lleno de paz y buenas energías donde puedas refugiarte y sentirte muy bien.

 

Pon atención a lo que tienes, a la limpieza y a las sensaciones que cada estancia te provoca. Así, lograrás un hogar mucho más saludable.

Imagen: House photo created by freepik – www.freepik.com