Características y beneficios de los suelos vinílicos

Arantza Martín·
27 Febrero, 2019
Los suelos vinílicos son una gran alternativa para cualquier estancia de tu casa. Conoce más características sobre ellos a continuación.
 

Los suelos vinílicos son de los más utilizados en la actualidad. Aunque hasta hace pocos años eran totalmente desconocidos por la mayoría de las personas, en la actualidad se trata de uno de los más usados por sus beneficios. A continuación, te mostramos las principales características de este tipo de suelos y los beneficios de utilizarlos.

Características

Suelo de vinilo imitando madera.

Los suelos vinílicos se caracterizan por ser totalmente personalizables. Con esto nos referimos a que existen muchos diseños diferentes, colores, texturas lisas, rugosas, antideslizantes y acabados para que escojas el estilo de suelo que más concuerde con tu espacio y tu decoración.

Sus acabados pueden imitar cualquier tipo de material: la madera, el mármol e, incluso, la piedra. Esta característica hace que muchas personas se decanten por los suelos vinílicos, por la posibilidad de adaptarlo a todo y escoger a tu gusto. El único aspecto importante a tener en cuenta a la hora de instalar los suelos vinílicos es que el suelo del espacio que quieras utilizar esté nivelado.

Ventajas de los suelos vinílicos

Una vez que ya conoces las características destacables que tienen este tipo de suelos, vamos a lo más importante: las ventajas de utilizar este suelo, que como podrás ver a continuación, son varias y realmente beneficiosas.

 

1. Facilidad de instalación

Suelo vinílico imitando madera.
Suelo / pavimentos-revestimientos.com

Su facilidad de instalación reside en que no es necesario levantar el suelo anterior que se tenga en casa para colocar el vinílico, sino que se coloca encima. Por este motivo, si te gustan este tipo de tareas, y se te dan bien, podrás colocarlo tú mismo sin necesidad de un experto.

Esto supone numerosos beneficios. En primer lugar, no necesitarás realizar obra, en segundo lugar, ahorrarás más tiempo que si tuvieras que quitar el suelo anterior, y en tercer lugar, todo esto conlleva un ahorro económico que agradecerás.

Otra ventaja a la hora de su instalación es que este suelo se adapta perfectamente a huecos y bordes complicados de colocar. Aspecto que con otro tipo sería una tarea complicada.

2. Facilidad de limpieza y mantenimiento

Suelo vinílico imitando baldosas.
Suelo / comunidad.leroymerlin.es
 

Somos conscientes de que el suelo de cualquier espacio, independientemente de que sea una casa o un lugar público, se ensucia por las pisadas. Los suelos vinílicos tienen la ventaja de que son muy sencillos de limpiar. Únicamente, pasando un paño húmedo el suelo estará limpio y brillante. También existen productos especiales para este tipo de suelos que te aconsejamos utilizar como limpieza secundaria para mejorar su conservación.

Además, se trata de un material que aguanta bien los roces, los arañazos y el desgaste que supone el andar por él. Esta es una ventaja importante a destacar, ya que el suelo de una casa queremos que nos dure muchos años.

3. Resistentes al agua y al sonido

Suelo vinílico en baño y cocina.
Suelo / stildicaxi.com

Los suelos vinílicos impiden la acumulación de humedad. Es por eso que estos suelos son muy utilizados en espacios donde los niveles de humedad son altos, o donde habitan personas que son alérgicas a esta, una alergia cada vez más común.

Además de los espacios descritos anteriormente, este suelo es ideal para baños y cocinas, pues son los dos lugares de la casa que más humedad pueden llegar a recoger. También son buenos a la hora de aislar el ruido, muy importante en todos los espacios, pero sobre todo en los compartidos.

 

4. Resistentes a bacterias y hongos

Suelo vinílico en cuadrados.
Suelo / fotocasa.es

Se trata de un material totalmente higiénico, por lo que resiste cualquier tipo de crecimiento de bacterias u hongos. Este es el motivo por el que la gran mayoría de hospitales, los baños de los bares o cualquier colegio utilizan este tipo de suelos.

Este material también impide la acumulación de ácaros y de electricidad estática. La primera característica hace a este suelo un tipo ideal para personas con alergias y que sufren problemas de asma.