Balcones cerrados de interior: 5 maneras de decorarlos

22 Abril, 2020
Este artículo ha sido escrito y verificado por el historiador del arte Francisco Jiménez
Los balcones cerrados pueden convertirse en una estancia más de la casa. Se les puede sacar provecho y un uso cotidiano.

A todos nos entusiasma la idea de tomar contacto con el exterior desde nuestra propia casa y aprovechar al máximo la luz natural; por eso, te proponemos conocer distintos tipos de balcones cerrados de interior y cómo decorarlos.

En el fondo, estaríamos convirtiendo este recurso en un espacio más de la casa; es decir, es una manera de ampliar los interiores y conseguir mayor funcionalidad.

El balcón puede convertirse en una habitación y, por consiguiente, darle un uso según nuestras intenciones: como lugar para el descanso ideal, para reuniones, para ocio, para actividades, como rincón de lectura o gimnasio, etc. Lo más interesante es que estaremos ganando metros cuadrados.

Balcones cerrados: dimensiones y espacialidad

Balcones cerrados
Imagen: pinterest.es

Antes de proceder al cierre del balcón, debemos tener en cuenta las dimensiones de este, si realmente podemos sacarle provecho y cuánta espacialidad nos ofrece. En realidad, es una manera de comprobar qué posibilidades nos ofrece y de qué manera podemos decorarlo.

Generalmente, los balcones de los pisos de ciudad suelen ser estrechos y de tamaño reducido, por lo que el cerramiento puede ser una opción; sin embargo, se limitan los usos y funcionalidad. Suelen tener mayor longitud de largo que de ancho.

Por otro lado, están las viviendas de urbanizaciones, pueblos y casas de campo. En todas ellas, solemos encontrar balcones de mayores dimensiones y, por tanto, podemos trabajar mejor este espacio y convertirlo en una estancia más de la casa que puede adquirir, incluso, varias funciones.

El balcón se convierte en una prolongación de la casa.

Balcones cerrados: 5 maneras de decorarlos

Balcón interior
Imagen: pinterest.es

Una vez que hemos tomado la decisión de cerrar el balcón, es momento de valorar las distintas posibilidades decorativas y preguntarnos ¿qué mobiliario podemos introducir?, ¿cómo podemos ganar espacio?, ¿qué recursos deben estar presentes? Veamos 5 posibilidades:

  1. La cristalera que cubra el balcón puede ser simplemente con marcos básicos de sistema climalit: una fórmula para cubrir completamente el espacio y protegerlo de las inclemencias meteorológicas.
  2. Los asientos que se dispongan no deben ocupar demasiado y han de situarse junto a las paredes para que podamos acomodarnos sin entorpecer: un pequeño sofá en un lateral, algún puf o, incluso, un par de sillas junto a una mesita.
  3. Es necesario que contemplemos la posibilidad de tener uno o varios soportes: una mesa o una repisa que sobresalga. De esta manera, podremos disfrutar de un desayuno o almuerzo mientras divisamos el paisaje de fondo.
  4. Un elemento singular sería la colocación de una pequeña chimenea en un lateral. No ocupa espacio y nos ayuda a aclimatar mejor el balcón. Hay que tener en cuenta que, a pesar de que tengamos un buen sistema de cierre, está más expuesto al frío y, por ello, requiere más calor.
  5. Las plantas son un recurso imprescindible. El toque verde siempre sienta bien a cualquier interior y, además, ayuda a refrescar el ambiente. Las plantas pueden subsistir perfectamente gracias a toda la luz natural que reciben a lo largo del día.

Tipo de iluminación para balcones cerrados

Iluminación
Imagen: pinterest.es

Un balcón cerrado tiene luz natural durante la mayor parte del día. Aún así, hay que tener en cuenta que, por las tardes y noches, también se puede utilizar; por tanto, vamos a tener que hacer una instalación eléctrica básica.

Una lámpara dispuesta en el centro del balcón es más que suficiente. Nos ayuda a alumbrar sin necesidad de recargar de luz. De todos modos, si queremos emplear el sitio para alguna aplicación de trabajo o actividad funcional, podemos colocar algún foco.

En el caso de que queramos convertirlo en un lugar de relajación o sala de lectura, un flexo junto al sofá o la silla nos ayudará en la iluminación. La idea es que ganemos comodidad y convirtamos este lugar en un espacio para la desconexión.

Estores para las ventanas

Oficina
Imagen: pinterest.es

Un complemento que es necesario para el balcón cerrado son los estores. Con ellos podemos tamizar la luz o evitar su acción directa en el interior sobre todo en las horas de sol, para que no se recaliente en exceso el espacio.

Se pueden colocar en la parte superior de la hilera de ventanas. Conviene que no sean tan opacos y que permitan el acceso de luz, ya que nos interesa que haya iluminación pero que podamos regularla a nuestro antojo.

Si, finalmente, nos decidimos a cerrar el balcón, debemos analizar todos los puntos anteriormente descriptos antes de poner manos a la obra e iniciar la transformación.

Imagen principal: pinterest.es

  • Montes, Irina; Risco, Lucía: Apuntes de diseño de interiores: principios básicos de escalas, espacios, colores y más, Lima, UPC, 2016.