Alfombras redondas: dónde y cómo usarlas

Si estás buscando renovar tu hogar, las alfombras redondas son una excelente opción. Las hay de diferentes tamaños y materiales, una para cada necesidad o gusto. Te contamos cómo potencializar sus ventajas.
Alfombras redondas: dónde y cómo usarlas

Escrito por Aylin Stefany Rodriguez Vinasco, 26 junio, 2021

Última actualización: 26 junio, 2021

Las alfombras redondas son sensacionales, siempre y cuando se ubiquen de la forma acertada. Aunque su uso es tradicional, hoy en día es posible elevar su nivel y lograr con ellas un toque de originalidad para nuestros espacios. Así que, si uno de tus propósitos es optimizar espacios o dividirlos, debes usar este tipo de alfombras.

Precisamente, en este artículo vamos a contarte dónde y cómo usarlas para lograr renovar tu comedor, salón, pasillo o habitación, entre otros espacios. ¡Continua leyendo!

Ventajas de las alfombras redondas

Ventajas de usar este tipo de alfombras.

Son varias las ventajas de usar alfombras redondas, entre ellas la optimización de los espacios. A continuación, te contamos más sobre esta y otras ventajas.

Son económicas

Las alfombras redondas son un poco más económicas que las tradicionales, rectangulares o cuadradas. Aunque hay que considerar que existen varios tipos de materiales, y de ello también depende el precio. Sin embargo,  aunque compres varias, es una compra que tiende a resultar más económica.

Delimitan los espacios

Si lo que quieres es delimitar tus espacios, las alfombras redondas te ofrecen la oportunidad de hacerlo muy bien. En especial cuando se usan bajo los objetos decorativos como las mesas, lo cual resulta muy útil en casas o pisos pequeños. Esto, debido a que hay pocas opciones y en un mismo espacio debemos colocar sala y comedor o sala y estudio.

Abren el plano

Son ideales para ampliar tus espacios.

Las alfombras redondas son ideales para abrir el plano de esos lugares con espacio reducido en tu hogar. La cuestión es que provoca una ilusión óptica en la que aleja el foco de las paredes, con la finalidad de hacernos  pensar que el lugar en donde estamos es mucho más amplio de lo que realmente es.

Este efecto puede lograrse con mayor efectividad si hace una buena mezcla de colores entre las paredes y las alfombras.

Hay diferentes tamaños

Al igual que con las alfombras tradicionales, las redondas vienen en diferentes tamaños, con la finalidad de encontrar una que se adapte perfectamente a cada uno de tus espacios. Así que puedes tener la certeza de que hay una hasta para esos espacios más pequeños o complejos.

Variedad en los materiales

Así como puedes encontrar alfombras redondas de varios tamaños, también las puedes encontrar de diversos materiales. Las cuales se adaptan a cualquier estilo con el que hayas decorado tu casa. Entre las opciones más comunes se encuentran las de lana, algodón, poliéster, vinilo y trapillo, entre otras.

Incluso, si te acercas a alguna fábrica o tienda artesanal, podrás compras una hecha a tu medida, es decir, en las dimensiones, el material y el color que necesitas o deseas.

Dónde y cómo usar las alfombras redondas

Úsalas para ampliar tus espacios.

En el caso de que nunca hayas usado alfombras redondas, es posible que presentes dudas sobre el mejor lugar y forma de usarlas. Por ello te traemos unos ejemplos con los que quedarás impresionado al ver lo versátiles que pueden llegar a ser, y lo bien que quedarán en tus espacios favoritos.

Alfombras redondas en el vestíbulo

Si a tu vestíbulo le hace falta un poco de iluminación y elegancia, una alfombra redonda le dará el aspecto que estás buscando. Si escoges una que tenga un color llamativo puedes ponerla bajo una lámpara colgante u otro utensilio de iluminación. Las medidas de tu alfombra dependerán del tamaño del vestíbulo.

En el despacho

Tradicionalmente, y por cuestiones de comodidad, los despachos suelen tener paredes blancas o de colores pasteles. Si eliges una alfombra redonda y la ubicas justo antes de llegar a tu escritorio parecerá que te dirige hacia él, y te dará un pequeño y elegante empujón hacia tu zona de trabajo.

Para el comedor o el salón

Cuando tu comedor es cuadrado o rectangular puedes usar perfectamente una alfombra redonda, verás que ayuda a romper con la simetría y a llamar la atención sobre este espacio. Además, ambas formas harán que se vea un poco más moderno. Si, por el contrario, tienes un comedor redondo, la alfombra deberá quedar centrada y ser más grande que el diámetro de la mesa con sillas incluidas.

Ahora bien, en el caso del salón, este tipo de alfombras deben ir bajo la mesa de centro o de algún mueble ubicado en una zona que quieras destacar. Si el salón y el comedor quedan en un mismo espacio, esta es la opción perfecta para hacer una división visual.

En tu dormitorio o en el de los niños

Para decorar tus habitaciones.

Los dormitorios son para sentirse cómodos, por ello deben ser lo más acogedores que sea posible. Juegan un papel importante elementos como los colores, los tamaños y las formas de todo lo que hay allí. Y sí, una alfombra redonda es ideal.

Convierte este en tu espacio favorito usando una de estas alfombras, elige un color que combine con las paredes y la ropa de cama y diviértete identificando el material ideal para ti, el cual puede ser de lana, trapillo, algodón o vinilo.

Ambienta tu zona de descanso

Usar alfombras redondas en tu zonas de descanso puede resultar muy útil para delimitar el espacio, en caso de que sea pequeño y quede al lado de otras estancias. Además, brinda un aspecto cálido y, dependiendo del material, puedes sentarte sobre ella para descansar, leer o meditar.

Alfombras redondas, sí que dan un toque especial

Son varias las ventajas y beneficios que tiene el uso de las alfombras redondas, las cuales resultan más que útiles. Con ellas, por ejemplo, tus espacios reducidos se verán más espaciosos, bonitos y modernos. Si nunca has usado una, ahora sí que tienes motivos para probar. ¡Arriésgate!

Te podría interesar...
Cómo elegir la mejor alfombra
Decor Tips
Leerlo en Decor Tips
Cómo elegir la mejor alfombra

Saber elegir la mejor alfombra para una sala de estar pasa por varios puntos importantes que revisar para alcanzar el éxito