Adaptación de una habitación de la casa para hacer deporte

Ya no hay excusas. En nuestra propia casa, podemos practicar deporte; solamente necesitamos un espacio bien adaptado para poder realizar ejercicios de cardio y fitness.

Escrito y verificado por el historiador del arte Francisco Jiménez el 27 Enero, 2021.

Última actualización: 27 Enero, 2021

¿Quién ha dicho que el ejercicio solamente puede hacerse al aire libre y en los gimnasios? Es momento de conocer cómo realizar la adaptación de una habitación de la casa para hacer deporte.

Las personas que no gozan de mucho tiempo o que se encuentran en una situación que les imposibilita salir fuera, tienen la oportunidad de adaptar una estancia para hacer cardio en casa.

El principal requisito es tener el espacio suficiente como para organizar el recinto deportivo. Esto no quiere decir que debamos dedicar un único lugar para ello y lo transformemos al completo; en realidad, puede seguir teniendo sus funciones originales.

Escoger una habitación de la casa para hacer deporte

En primer lugar, debemos analizar qué habitación de la casa es la más apropiada. Es posible que la gran mayoría tenga mobiliario que no puede desplazarse o, simplemente, las estancias tienen un tamaño reducido.

Lo ideal es que escojamos el cuarto más grande. Si es un piso de ciudad, generalmente la habitación más grande sería el dormitorio o el salón; en cambio, en el caso de los chalets, suelen ser los garajes o los trasteros los que mayor espacialidad ofrecen.

Para realizar correctamente la práctica deportiva, vamos a necesitar, como mínimo, 2 metros y medio de ancho y de largo. Si se carece de estas longitudes, entonces, sentiremos cierta incomodidad. El objetivo es que podamos movernos adecuadamente y sin que haya nada que nos entorpezca.

Ya no habrá excusas para llevar una vida saludable sin salir de casa.

Cómo adaptar una habitación de la casa para hacer deporte

Una vez que hemos escogido un cuarto que se ajusta a las necesidades, es momento de adaptarlo para que podamos realizar deporte. Tal y como hemos mencionado anteriormente, no es cuestión de hacer un gimnasio, sino que debemos acondicionarlo levemente. Veamos 4 pasos a seguir:

  1. En el caso de que se pueda mover alguno de los muebles, ya sea una mesa, una lámpara o un asiento, conviene que lo hagamos para ganar mayor espacio. También, es preciso que se retiren las alfombras u otros elementos que estén por el suelo.
  2. El ejercicio que principalmente se realiza en los hogares son el cardio o fitness; por eso, es preciso que trabajemos siempre con una colchoneta para evitar el desgaste y el deterioro del suelo. 
  3. Para mejorar la calidad del ejercicio y motivarnos, es recomendable que nos orientemos hacia una ventana para obtener luz natural. Si no es el caso, deberíamos tener una luz intensa que nos ayude a activar el cerebro. Debemos evitar lugares demasiado oscuros.
  4. Tener siempre a mano las pesas, pelotas o gomas con las que se vayan a hacer algunos ejercicios. Pueden guardarse en una caja bajo un mueble, armario o debajo de la cama. El tiempo de preparación no debe ser demasiado largo, sino más bien funcional y rápido.

Adaptación completa de una habitación

En el caso de que se disponga de una habitación únicamente para realizar deporte, podemos convertirla en un pequeño gimnasio. Lo más importante de todo es que no la recarguemos de muebles y que, tampoco, sea un lugar para almacenar utensilios de la casa.

Resulta fundamental que el suelo sea cómodo; por eso, pueden adquirirse losetas de caucho desmontables con el fin de evitar arañazos y golpes; de esta manera, se obtendría mayor comodidad. Las hay con diseños y estampados interesantes que colaboran, incluso, en la decoración.

En las paredes, pueden situarse ganchos para la disposición de gomas o barras y estanterías de hierro para poder colocar pesas, cuerdas, pelotas, etc. Además, siempre viene bien tener un banco o asiento para el descanso.

Una habitación de la casa para hacer deporte: ahorra tiempo y dinero

A lo largo de la vida, nos encontramos en situaciones complicadas. El trabajo, una enfermedad o cualquier acontecimiento que nos obligue a quedarnos en casa hacen que no podamos cumplir con nuestras actividades en el exterior.

En el fondo, podemos sacarle mucho partido a la vivienda. A todas las habitaciones se les puede aplicar una segunda utilidad, incluso para la práctica deportiva. De hecho, podemos conseguir un ahorro de tiempo y dinero que, a largo plazo, se note en el bolsillo.

Te podría interesar...
Decor TipsLeerlo en Decor Tips
Decora tu propio gimnasio en casa

Para tonificar cómodamente tu cuerpo cada día, destina una habitación para realizar ejercicio físico y decora tu propio gimnasio en casa.



  • Jones, María; Pace, Adele:
  • , Barcelona, Amat, 2001.

Licenciado en Historia del Arte por la Universidad de Salamanca, posee conocimientos en distintas ramas del arte y la historia, concretamente en los campos del patrimonio histórico, la arquitectura, la pintura y la escultura; además, amplía su formación en el ámbito del diseño de espacios de interior, principalmente en la concepción espacial interna de las viviendas, cómo repercute la iluminación y la aplicación de las artes decorativas. En su trayectoria profesional, ha combinado sus dos grandes pasiones: la docencia en materia de arte e historia y los museos. Actualmente, trabaja como profesor de instituto y como redactor para Grupo M Contigo. Posee una amplia experiencia en el ámbito de la gestión cultural y la musealización de espacios expositivos, habiendo trabajado dentro de esta rama en el Museo del Ejército (Toledo). Sus investigaciones se centran en la comprensión de los principios fundamentales que rigen las artes, su exposición visual y su aplicación en el mundo del interiorismo. Por otro lado, ha trabajado como guía y gestor de sala de exposiciones en Romanorum Vita (La Caixa). A su vez, se especializa en la redacción de contenidos vinculados en distintas temásticas culturales y artísticas. Se considera un apasionado del cine, la música, la historia y la aplicación y desarrollo de las artes en sus distintas vertientes con presencia fundamental en las arquitecturas del presente.