6 claves para elegir bien las cortinas de tu casa

09 Octubre, 2020
Este artículo ha sido escrito y verificado por la interiorista Goretti Ayubes
¿Estás pensando en cambiar las cortinas de tu vivienda? Si es así, estás en el post acertado. Toma nota porque descubrirás algunas claves para no fallar.

Las cortinas son ideales para darle personalidad a una estancia. Bien sea que vayan en barra o riel, con o sin generosas caídas, con o sin frunces, con estampados o monocolor, sean de lino, seda o algodón… La cantidad de opciones al elegirlas es muy amplia. Tanto que quizá tengas dudas sobre cómo elegir bien las cortinas de tu hogar.

Pero no te preocupes porque vamos a hacer más fácil tu elección. A continuación, descubrirás seis aspectos clave que te ayudarán a decidir cuál es la que más te conviene. ¡Prometido!

Cortinas: 6 claves a tener en cuenta

Cómo decorar las ventanas
Imagen: amazon.es

1. Antes de elegir la tela de la cortina…

Lo que más determina el efecto de una cortina es la tela con la que se ha confeccionado. Por eso, es importante que compares mucho antes de decidirte.

El primer paso es pedir a la tienda unos cuantos retales de las telas que más te gusten. Tienen que ser retales grandes (de 40 x 40 cm como mínimo) para que los puedas apoyar junto a la ventana donde irán colocadas las cortinas.

De esta forma, podrás comprobar cómo filtran la luz y si combinan con la decoración de la estancia. Este es el momento de decidir el tipo de tejido: más tupido o más fino, de algodón o más delicado, lavable o no…

No olvides leer las etiquetas de cada tela y comparar sus propiedades. Recuerda, también, que una vez hayas escogido una tienda que se adecúe a tu presupuesto y necesidades deberás pedirles que visiten tu casa para que tomen medidas.

2. Barra decorativa o riel

Una vez sepas qué tela quieres poner, te falta elegir el método de sujeción. Los rieles son una opción muy cómoda, pero ten en cuenta que para que la cortina quede bien acabada, deberás esconderlos bajo una galería o bandó.

Las barras, aunque son más caras, presentan la ventaja de ser decorativas por sí mismas. Elijas el método que elijas, antes de comprarlo conviene que compruebes que podrá soportar el peso de la tela.

Debes fijarte también en que el marco o pared de la habitación donde vayas a sujetarlo permita su instalación, ya que si no lo tienes en cuenta, podrías ocasionar algún gasto extra no previsto.

Combinación de cortinas oscuras con estores claros

3. ¿Qué sistema es mejor para colgar la cortina a la barra?

Hay opciones muy atractivas para colgar la cortina a la barra. Las anillas y los ojales metálicos son los sistemas más resistentes puesto que soportan bien el peso de la tela y se deslizan con facilidad.

Las trabillas, los lazos y las jaretas confeccionados con la misma tela solo pueden utilizarse en cortinas que no precisen abrirse mucho, ya que esta se desliza con dificultad sobre la barra.

Pueden ser discretos, si los haces con el mismo tejido que la cortina, o más llamativos si combinas telas distintas, botones y otros detalles decorativos que te puedan gustar.

Una opción intermedia sería utilizar pinzas combinadas con anillas, pero tienes que asegurarte de que la tela de la cortina es fina y no pesa demasiado. Tenlo en cuenta para no fallar.

4. Elegir bien las cortinas: la gracia de los frunces

Si la cortina es con rieles, debes pensar en el fruncido. Muchas tiendas cosen una cinta fruncidora provista de cordones que fruncen automáticamente.

Para quien quiera un efecto más trabajado, los frunces de costura ofrecen un amplio abanico de posibilidades: fruncidos dobles, triples, tablas horizontales o, incluso, remates de botones.

Si el fruncido es muy trabajado, ten en cuenta que necesitarás más tela y que los tejidos finos aceptan más pliegues que las telas gruesas o con grandes estampados.

5. ¿Cómo lograr unas cortinas con buena caída?

La caída de la cortina depende del tipo de frunce y, sobre todo, de los metros de tela utilizados. Una cortina siempre debe llegar hasta el suelo y, según el gusto y el estilo de la estancia, puede incluso arrastrar unos 3 cm.

Las cortinas largas son más elegantes y protegen de las corrientes de aire. Otro elemento que da prestancia es el forro, que queda más vistoso si se elige en una tela contrastada.

Ten en cuenta que, para conseguir un acabado impecable, antes de adaptar el dobladillo debes colgar la tela y dejarla 48 horas para que se estire bien y no aparezcan arrugas.

6. Los bandós y las galerías

Las galerías y los bandós son elementos decorativos que se usan para ocultar las barras o rieles de la cortina. Deben ser más anchos que la ventana (unos 15 cm más por cada lado) y no entorpecer el recorrido de las anillas.

La galería es más rígida porque normalmente se realiza de madera. Puede tapizarse con la tela de la cortina o pintarse como la pared o de otro color, si lo que buscas es el contraste.

El bandó, sin embargo, es una galería hecha solo de tela. Su diseño es más flexible y puede rematarse en forma de almena o en picos. La elección final queda en tus manos.

¿Qué te han parecido las seis claves propuestas para elegir bien las cortinas de tu vivienda? Seguro que te resultan de utilidad.