5 tips para mejorar la colocación del televisor en el hogar

01 Junio, 2020
Este artículo ha sido escrito y verificado por el historiador del arte Francisco Jiménez
Conviene hacer un estudio detallado de las posibles posiciones de los televisores en el hogar. Hay que tener en cuenta que nuestro principal propósito es disfrutar de forma cómoda y saludable.
 

A todos nos gusta poder disfrutar cómodamente de nuestro programa favorito. Sin embargo, hay veces que nos sentimos incómodos por una mala posición del sofá o, simplemente, por situarnos demasiado lejos. Es momento de conocer 5 tips para mejorar la colocación del televisor en el hogar.

Numerosas lesiones del cuello, la espalda y la vista están asociados al posicionamiento que hacemos de nuestro cuerpo. Cuando nos sentamos en el sofá, terminamos tumbados o sin estar rectos. Esto se debe a algunos errores que cometemos a diario y de los cualesno solemos darnos cuenta.

Estos problemas están asociados a la mala distribución del mobiliario y al mal uso de los aparatos. Por este motivo, conviene que prestemos atención a algunos consejos que pueden resultar útiles. El objetivo es disfrutar de un rato agradable y relajado.

1. Colocación del televisor en el hogar: buscar la frontalidad

Colocación del televisor en el hogar
Imagen: House photo created by master1305 – www.freepik.com

La manera en que dispongamos la televisión influye en nuestro bienestar. Los principales requisitos para disfrutar de forma saludable serían los siguientes:

  1. La pantalla debe localizarse a la altura de los ojos, siempre buscando la frontalidad y no forzar, bajo ningún concepto, la vista ni tampoco tener que gesticular ya que podríamos desarrollar situaciones de tensión, cansancio y estrés.
  2. Evitar que se sitúe ladeada; es decir, no nos interesa que se ubique en un punto en el que debamos girar la cabeza o que nos resulte incómodo el visionado. A largo plazo, pueden sufrirse achaques y no se convertirá en una actividad de ocio y descanso.
  3. Si se coloca enfrente de nosotros, entonces conseguiremos una visión óptima y cómoda. Esta es la mejor fórmula para que encontremos siempre la mejor posición tanto para la cabeza como para la espalda, incluso si es en un cuarto de juegos.
 

2. No entorpecer el paso

Este aparato se suele combinar con un mobiliario adaptado para su disposición. Generalmente, suelen adherirse al muro y no entorpecer el paso entremedias. De todos modos, no nos damos cuenta de algunos errores que dificultan la habitabilidad.

Hay televisores que poseen patas o peana propia; sin embargo, se desaprovecha mucho el espacio. Hoy en día, tenemos la posibilidad de colgar la televisión en la pared o fijarla en muebles que no nos molesten.

Si nos encontramos una ocupación exagerada en la habitación sin dejarnos deambular correctamente, estaremos cometiendo un error que debemos considerar. Nuestro objetivo es buscar funcionalidad, objetividad y sencillez.

Estudia la colocación del televisor; merece la pena que se encuentre en un lugar confortable y seguro.

3. Colocación del televisor en el hogar: la cocina

Televisión en la cocina
Imagen: pinterest.es

Mucha gente suele comer y cenar en la cocina. Esto implica que se coloque una televisión allí y, en la gran mayoría de los casos, suele ser de tamaño reducido. Hay que tener en cuenta que va a ser poco el tiempo que la usemos.

Normalmente, ocupamos un poco de la superficie de la encimera, pero es necesario valorar otras opciones. Existen pantallas adaptadas específicamente a los muebles de la cocina; de esta manera, se evita que estorben y se gana funcionalidad.

 

También, cabe la posibilidad de que se fije en una esquina o que se convierta en una pieza plegable; es decir, que se pueda mover a través de una bisagras, ocultándola siempre que no vaya a ser utilizada. En la cocina, hay que buscar la practicidad ante todo.

4. Colocación del televisor en el hogar: el salón

Tal y como se ha comentado anteriormente, se suelen cometer errores habitualmente en la colocación de este dispositivo. En el salón, tenemos gran número de posibilidades, pero hay que tener en cuenta que tendemos a usar grandes formatos que ocupan bastante superficie.

Las pantallas de plasma se adaptan muy bien si se fijan en la pared pero, también. si se posicionan con una peana justo encima de un mueble. Conviene que estén a media altura y que guarden simetría exacta con el sofá.

5. Ubicarlo en el dormitorio

Al igual que en el salón, se sigue el mismo procedimiento. Se recomienda que su situación sea en un punto centrado frente a la cama. Es un lugar idóneo para poder ver películas y tener un rato de absoluta relajación.

No obstante, son muchos quienes deciden poner la televisión en el techo para verla mientras se está tumbado. Puede resultar interesante la idea pero también es cierto que nos obliga a tener una única postura del cuerpo de forma constante.

 

Imagen principal: Technology photo created by freepik – www.freepik.com

  • Margolius, Marcia: Espacios para vivir, Barcelona, Ceac, 2006.