5 tips para hacer un hogar más elegante

27 Junio, 2020
Este artículo ha sido escrito y verificado por el historiador del arte Francisco Jiménez
El concepto de elegancia en el interiorismo no está ligado a los lujos y ostentosidades; en realidad, debemos acudir a los componentes que, una vez organizados y combinados, transmitan una imagen sutil.
 

A todos nos gusta presumir de nuestra casa. Cuando traemos invitados solemos tener todo bien acondicionado y con las mejores galas. Por eso, vamos a conocer 5 tips para hacer un hogar más elegante.

La decoración de una vivienda dice mucho de la personalidad del inquilino. Evidentemente, los gustos son variopintos; cada persona escoje según los criterios propios y el tipo de estilo que quiere establecer en el espacio.

En este sentido, tratamos de mostrar una imagen distinguida, gentil y atractiva. El objetivo es que podamos presumir del diseño interno que hemos creado, ya que todo influye de forma contundente: el mobiliario escogido, la combinación cromática, el tipo de disposición, etc..

1. El orden lo es todo para un hogar más elegante

Ordenar la alacena.

Los recursos que empleemos para la decoración dependerán, en todo momento, del orden. Si este concepto no está presente en los espacios, estaremos cayendo en un grave error, ya que se perderá por completo la armonía y la concordancia estética.

Resulta fundamental que, diariamente, se mantenga una organización racional de los recursos; es decir, interesa que pueda establecerse una distribución adecuada de todos ellos y que, a su vez, exista un mantenimiento periódico.

 

El orden suele estar asociado a la limpieza. Por mucho que tratemos de adquirir los mejores productos en el mercado, de nada sirve introducirlos en un espacio donde no se guarda un diálogo coherente.

El orden en el hogar debemos tomarlo como una prioridad.

2. Utilización de mobiliario en madera

Sol en contacto con la madera | hogar más elegante

Para conseguir un hogar más elegante, la madera de uno de los materiales más cautivadores, tanto por su apariencia como por la morfología que puede presentar; de hecho, hay trabajos muy interesantes en el mercado. Veamos 3 ejemplos de muebles:

  1. El comedor es el lugar perfecto para realizar celebraciones. Por eso, es importante tener una mesa de gran tamaño y un grupo de sillas con las que configurar el conjunto. Los diseños pueden ser más depurados o recargados, dependiendo del estilo que tengamos en el hogar.
  2. El mueble del televisor se compone de diferentes partes: estanterías, cajonera, vitrina y espacios abiertos. La idea es que se ocupe un lateral de la habitación y que puedan disponerse diferentes tipos de recursos decorativos en las baldas.
  3. La cómoda para el dormitorio es una gran apuesta. No solo nos ayuda a guardar objetos y ropa sino que, también, ornamenta de forma sutil. Para proporcionar un aspecto más peculiar, podemos aplicar una técnica desgastada en la superficie.
 

3. El cuidado de las plantas

Plantas para un dormitorio zen.

La estética interna de los hogares se enriquece mediante las plantas. El toque verde es sinónimo de frescura; no obstante, también podemos aplicar color a través de flores que, en el fondo, transmiten viveza y energía.

Esto no quiere decir que debamos recargar las habitaciones con muchas plantas. En realidad, debemos escoger aquellas que más nos convengan y disponerlas de forma coherente; es decir, en aquellos puntos donde puedan transmitir un significado estético.

A su vez, requieren unos cuidados y una atención periódica. No podemos descuidarlas, ya que perderían su aspecto inicial y no se cumpliría con el objetivo.

4. Hogar más elegante: el tratamiento de las texturas

Decoración del salón

La apariencia externa de los recursos influye de forma notoria. Las texturas nos transmiten sensaciones que, en el fondo, invitan al disfrute de la propia decoración. Por tanto, conviene que las tengamos muy en cuenta para lograr un hogar más elegante.

 

Así, aquellas superficies que son aterciopeladas nos ofrecen un carácter más delicado y suave. En cambio, si pretendemos transmitir mayor seriedad y fuerza, el cuero y el polipiel son materiales tersos que, además, ofrecen una imagen más severa.

Lo primero que percibimos en la mirada son los colores y las texturas.

5. Una iluminación estética y funcional

Luz retráctil
Imagen: pinterest.es

A la hora de determinar el tipo de iluminación, es cuestión de escoger los puntos de luz más adecuados y, por supuesto, que se proporcione calidez. La idea es que los espacios se conviertan en lugares agradables y sosegados.

En particular, la tipología retráctil funciona muy bien y encaja a la perfección dentro de los interiores. A su vez, los focos y las lámparas se configuran como fuentes que ayudan en la ambientación.

En definitiva, la combinación de todos estos componentes decorativos nos ayudan a generar una atmósfera sutil, complaciente y singular. Así, se consigue nuestro propósito: hacer un hogar más elegante.

Imagen principal: Light photo created by mrsiraphol – www.freepik.com

  • Singer, Margo: Textile Surface Decoration: Silk and Velvet, University of Pennsylvania Press, 2007.
  • Sudjic, Deyan: La luz y el color en la decoración, Folio, 1992.