5 tipos de revisteros con mucho encanto

El revistero es un complemento útil para la organización del hogar. Destaca por su funcionalidad y contribuye positivamente en la decoración.
5 tipos de revisteros con mucho encanto
Francisco Jiménez

Escrito y verificado por el historiador del arte Francisco Jiménez el 13 marzo, 2021.

Última actualización: 13 marzo, 2021

La decoración del hogar se debe nutrir de diferentes artículos que proporcionen funcionalidad y sirvan de complemento. Para extraer más ideas al respecto, vamos a conocer 5 tipos de revisteros con mucho encanto y las distintas posibilidades que ofrecen a nivel estético.

Generalmente, los encontramos en el salón, ya que son muy apropiados para guardar en su interior las revistas que, por otro lado, quedarían almacenadas en estanterías, armarios, cajones u otros compartimentos. En este sentido, debemos garantizar el orden y la armonía.

Nuestra prioridad es que puedan contribuir positivamente, tanto por su apariencia como por su practicidad. Indudablemente, son un buen aporte y, se mire por donde se mire, no van a quedar relegados a un segundo plano, sino todo lo contrario. Contribuyen de forma significativa.

5 tipos de revisteros con mucho encanto
Imagen: amazon.es

1. Revisteros de forja

Uno de los ejemplares más llamativos y que es tendencia actualmente. Los revisteros de forja poseen una apariencia de índole rústica y modernista. Se suelen configurar por entrantes y salientes curvos que, al fin y al cabo, resultan muy interesantes para ornamentar los interiores.

Suelen ser calados y no opacos; es decir que nos permiten vislumbrar las propias revistas desde el exterior. Este factor es importante, teniendo en cuenta que, según el formato, pueden ser de mayor o menor envergadura; incluso, se pueden encontrar algunos con diseños que resulten atractivos.

Una tipología que resulta llamativa y singular.

2. Revisteros de piel

Dentro de este campo encontramos numerosos casos. Estos proporcionan elegancia y sofisticación. No hay que olvidar que este tipo de materiales suelen ser menos comunes y, por consiguiente, más caros. Veamos, por tanto, un par de ejemplos al respecto:

  • Los de cuero son los más habituales, especialmente los de tono pardo o marrón oscuro. Encajan muy bien en ámbitos campestres, casas de campo y también en viviendas contemporáneas.
  • Llaman la atención por ofrecer un sentido naturalista e introducir una vertiente artesana dentro del hogar.
  • Hoy en día existen múltiples formatos que tratan de imitar la piel auténtica. Nos estamos refiriendo, por ejemplo, al polipiel, de apariencia muy similar que, en el fondo, puede pasar desapercibido y cumplir la misma finalidad.

3. Revisteros hechos de lino

Una de las telas más sensibles y fáciles de trabajar es el lino. Define a la perfección lo que es el sentido clasicista y proporciona mayor elegancia. Se desmarca de la informalidad para tratar de ofrecer un planteamiento mucho más interesante.

Algunos se pueden componer de pequeños detalles: volantes, lazos, colgantes, etc. Cualquiera de estos recursos pueden cumplir la misión de ornamentar sin llegar a desentonar.

Las tonalidades que suelen tener son cálidas fundamentalmente, destacando los beiges y los ocres como los predominantes. Sin duda alguna, podemos considerarlos como los más comunes dentro del panorama decorativo.

5 tipos de revisteros con mucho encanto
Imagen: amazon.es

4. Revisteros de metal dorado

Para darle mayor encanto al hogar, podemos recurrir a los revisteros de metal dorado y obtener, así, un sentido más luxury. Los destellos y los brillos que estos ofrecen pueden generar un ambiente clásico moderno y formal.

En este caso, no podemos hablar una tipología que encaje bien en cualquier estilo. En realidad, se pueden ver algo más limitados. No hay que olvidar que el dorado se convierte en una cualidad más que contribuye a la funcionalidad propia del revistero.

El material es metalizado, por lo que tienen mucho que ver con los de forja; se trabajan de la misma manera. De este modo, podemos decir que, en general, adquieren protagonismo y relevancia allá donde se sitúen, y llaman la atención de forma significativa.

Una buena apuesta para ornamentar los interiores bajo preceptos clasicistas.

5. Revisteros de madera

Otro de los tipos de revisteros que enriquecen la estética interna son los de madera. Con estos nos aseguramos la perfecta combinación con todo lo que tienen a su alrededor; es decir que colaboran positivamente en el conjunto.

Dentro del mundo de la artesanía también son muy comunes y, además, producen un efecto visual agradable y distendido. Normalmente, son de tono marrón, por lo que la calidez va a estar presente.

Se suelen constituir por una serie de compartimentos donde se colocan las revistas y otros objetos. De esta manera, colaboran en la organización del hogar y son un buen complemento para el sofá o la butaca. Además, pueden tener grabados y dibujos externos para ofrecer un contenido definido.

Te podría interesar...
5 revisteros que no pueden faltar en tu salón
Decor Tips
Leerlo en Decor Tips
5 revisteros que no pueden faltar en tu salón

Conoce algunos revisteros que puedes adquirir en las tiendas de IKEA, Maisons du Monde y Casa. Son muy elegantes, sencillos y prácticos.



  • De Haro Lebrija, Fernando; Fuentes, Omar: Espacios con estilo, AM Editores, 2012.