Mi Decoración
 

5 tipos de mesas para el ordenador

Antes de elegir una mesa para el ordenador conviene que conozcamos las distintas variedades que se pueden encontrar en el mercado.
5 tipos de mesas para el ordenador

A la hora de equipar correctamente un despacho o una sala de estudio, debemos escoger el mobiliario que mejor se adapte a nuestras necesidades. Para ello, hay que realizar una valoración general ya que, ante todo, debe ser cómodo y funcional; por eso, vamos a conocer 5 tipos de mesas para el ordenador.

En ocasiones, nos limitamos a disponer los aparatos en lugares que, en el fondo, no se adaptan a nuestra altura o que no son apropiados para desempeñar trabajos. El objetivo es que consigamos el máximo de comodidad y de bienestar personal.

Cuando escogemos erróneamente el mobiliario del hogar comprobamos que, a largo plazo, nos termina cansando y nos genera cierta incomodidad. Por este motivo, debemos escoger los recursos de forma coherente, conociendo el espacio donde se situará y siendo meticulosos en la elección.

1. Escritorio básico y sencillo

Escritorio de color coral.
Escritorio de color coral / slowdeco.es

Hoy en día hacemos uso del ordenador de forma continuada. Con él trabajamos, estudiamos, nos entretenemos, etc. Se hace necesario un elemento que cumpla con las expectativas y que, en realidad, sea funcional.

Un caso en particular es el escritorio básico, conformado por un tablero y cuatro patas. Las líneas rectas son las que predominan en todo momento y nos existe ningún otro componente auxiliar; es decir, no tiene cajones o espacios complementarios.

En este caso, estamos hablando de un soporte muy sencillo que, sin lugar a dudas, cumple la misión de sostener el ordenador y dejarnos espacio para realizar otras tareas. Además, esta tipología encaja en cualquier estilo decorativo.

A veces lo más sencillo resulta lo más cómodo.

2. Mesa de cristal de estilo minimalista

Escritorio de cristal para trabajar.

Una tendencia que ha ganado mayor presencia en los hogares son las mesas de cristal. Son elegantes y ofrecen un aspecto distinguido, siendo un componente muy interesante para despachos y oficinas. Veamos algunas particularidades de este mueble:

  1. Los materiales que componen la mesa son crital y acero cromado, con tacos regulables para poder adaptar mejor la altura y facilitar el trabajo.
  2. El aspecto externo es minimalista, con líneas depuradas y curvas, reflejando cierta plasticidad y sencillez pero, a la vez, precisión y ligereza en la forma. Indudablemente, resulta un producto muy útil para ganar sofisticación.
  3. La resistencia y fuerza de la mesa hace que no padezca el paso del tiempo. De hecho, soporta perfectamente el peso del ordenador o de cualquier otro recurso decorativo que queramos poner encima: libros, plantas, apuntes, etc.
  4. Se considera un producto muy apropiado para espacios diáfanos y modernos, teniendo en cuenta la situación que pueda tener en el lugar.

3. Mesa con diferentes compartimentos

Mesas para el ordenador
Imagen: amazon.es

Al elegir una mesa para el ordenador, solemos demandar no solo una buena encimera y una estructura resistente, también deseamos que tenga otros compartimentos que nos permitan organizar mejor los elementos personales y que el ambiente sea más acogedor.

De este modo, una de las tipologías más demandadas son las mesas para el ordenador con cajones y espacios internos donde guardar todo tipo de objetos. Son verdaderamente útiles para habitaciones juveniles. Es una manera de tenerlo todo recogido y en su sitio.

Si queremos enseñarle a nuestros hijos lo que es el orden, esta es una buena opción de compra. Además, suelen estar hechas en madera pero también tienen estructuras metálicas que proporcionan mayor aguante.

4. Mesa móvil con ruedas

Mesas para el ordenador
Imagen: amazon.es

Se puede dar la situación que queramos desplazarnos de estancia y colocar el ordenador en otra ubicación. Para este caso, podemos hacer uso de una mesa que ofrece eficacia y funcionalidad para el estudio.

Suelen ser de acero cromado o de otro material metálico que permita su movimiento. La idea es que la circulación sea fluida y práctica. Por tanto, no debe pesar y, evidentemente, debe ser cómoda.

En el fondo, es como una mesa auxiliar que tiene también otros compartimentos donde guardar más objetos. Se puede considerar un producto muy interesante para cualquier habitación de la casa, incluso para trabajar en el salón.

5. Mesa de esquina

Huecos difíciles: mueble esquinero
Imagen: ikea.com/ch/

Si queremos disponer la mesa en una esquina y aprovechar el ángulo recto tenemos la posibilidad de tener un escritorio en dos partes.

Hay que destacar que, aparentemente, nos proporciona mucho espacio y tenemos la suficiente superficie como para disponer el todo tipo de recursos personales, tanto a la izquierda como a la derecha.

Dentro de las mesas para el ordenador esta es de las más comunes pero, también, es cierto que se necesita bastante espacio en el cuarto. Además, gozará de gran protagonismo y será un eje fundamental en la decoración.

Descubre los tipos de mesas más acordes con tus espacios

Descubre los tipos de mesas más acordes con tus espacios

Para las zonas de casa se necesitan unos tipos de mesas concretos, adecuados a tus necesidades y, cómo no, a tus gustos personales. Conócelos aquí.



  • Ventura, Anna:
  • 1000 ideas prácticas en decoración,
  • Universe Publishing, 2003.

Licenciado en Historia del Arte por la Universidad de Salamanca, posee conocimientos en distintas ramas del arte y la historia, concretamente en los campos del patrimonio histórico, la arquitectura, la pintura y la escultura; además, amplía su formación en el ámbito del diseño de espacios de interior, principalmente en la concepción espacial interna de las viviendas, cómo repercute la iluminación y la aplicación de las artes decorativas. En su trayectoria profesional, ha combinado sus dos grandes pasiones: la docencia en materia de arte e historia y los museos. Actualmente, trabaja como profesor de instituto y como redactor para Grupo M Contigo. Posee una amplia experiencia en el ámbito de la gestión cultural y la musealización de espacios expositivos, habiendo trabajado dentro de esta rama en el Museo del Ejército (Toledo). Sus investigaciones se centran en la comprensión de los principios fundamentales que rigen las artes, su exposición visual y su aplicación en el mundo del interiorismo. Por otro lado, ha trabajado como guía y gestor de sala de exposiciones en Romanorum Vita (La Caixa). A su vez, se especializa en la redacción de contenidos vinculados en distintas temásticas culturales y artísticas. Se considera un apasionado del cine, la música, la historia y la aplicación y desarrollo de las artes en sus distintas vertientes con presencia fundamental en las arquitecturas del presente.