5 mejores maneras de construir una casa del árbol para los niños

Haz realidad el sueño de tus hijos y sigue los pasos para construir una casa del árbol de la mejor manera posible

Escrito y verificado por el historiador del arte Francisco Jiménez en 13 Julio, 2018.

Última actualización: 13 Julio, 2018

Si tu deseo es hacer una zona de recreo para tus hijos, te mostramos las 5 mejores maneras de construir una casa del árbol para los niños.

A los jóvenes les encanta tener espacios diferentes a su habitación, sobre todo si están en contacto con la naturaleza; por eso, esta es una manera muy interesante de fabricarles un lugar recreativo.

Además, a los niños les encanta cumplir sus sueños e ilusiones; una casa árbol no deja de ser una pequeña vivienda donde pueden tener privacidad y jugar con sus amigos.

Conoce bien el espacio de construcción

Resulta primordial tener un conocimiento del lugar de construcción. A partir de la comprobación del terreno, se puede esclarecer el sitio perfecto para la disposición de la casa. Por ejemplo, si se tiene jardín con árboles de grandes dimensiones, se podría considerar un lugar perfecto, ya que se encontraría próximo a hogar.

Aún así, puede hacerse la casa árbol también en el jardín con una elevación de pilotes de madera; por tanto, no tiene que haber necesariamente una arboleda. Por otro lado, hay más posibilidades, como la construcción en un paraje boscoso donde poder acudir y convertirlo, así, es un espacio de recreo.

Construye en un terreno sólido y consistente

La casa del árbol debe tener una elevación considerable, lo que supone una infraestructura elevada que será soportada por columnas y, por consiguiente, se necesitará un terreno consistente.

Es importante evitar aquellos suelos que puedan generar dificultades para la construcción; por eso, hay que tener mucho cuidado tanto en el campo como en el jardín con suelos como los siguientes:

  • Húmedo: puede generar barro y son fáciles de inundar.
  • Desigual o en pendiente: es preferible que haya un suelo firme y recto, ya que la construcción será sencilla y no hay que elaborar cálculos de arquitectura.
  • Pedregoso: cuando existe únicamente piedra, es muy difícil abrir hoquedades para la colocación de los plintos.

El proceso de construcción

La construcción de la casa del árbol puede realizarse de diversas maneras. A continuación se procederá a la comprensión de cuáles son las mejores maneras de elevar una casa de este tipo.

  • Construcción en torno a un árbol: se dispone la infraestructura sobre un árbol robusto, de tronco ancho, apoyando los pilares sobre este o directamente en el suelo.
  • Construcción del árbol como elemento sustentante: se utiliza el árbol como otro pilar más para la sustentación. Se trata de evitar que interceda éste por el medio de la casa.

En realidad, el árbol es el eje central sobre el que debe girar la casa; por eso, se debe tener en cuenta si ofrece posibilidades de apoyo para su elevación.

A su vez, hay que asegurarse de que todos los elementos sustentates conforman una perfecta estructura arquitrabada con la que sostener la casa en todos sus vértices.

– La diferencia entre buena y mala arquitectura es el tiempo que pasas en ella.-

David Chipperfield

Elección de los mejores materiales

La elección de los materiales no debe ser algo secundario, sino tan importante como el proceso de construcción. Éstos serán los que consigan otorgarle consistencia a la casa.

Tradicionalmente, las casas del árbol se han hecho en madera; esto se debe a que la estética de ésta debe estar en sintonía con los árboles entre los que se ubican. Por tanto, es preferible elegir madera a otros materiales. A continuación se especifican las mejores especies de madera para la construcción:

  • Pino silvestre, laricio, oregón y pinaster.
  • Castaño
  • Roble
  • Chopo
  • Eucalipto
  • Abeto

Seguridad y estética externa

La función decorativa de una casa del árbol la cumple rotundamente; sin embargo, debe ofrecer también posibilidades de habitabilidad. Es importante que su interior sea espacioso y que la techumbre sea a dos aguas (así se evitan problemas con temporadas de nieve y se vierte mejor el agua de la lluvia).

A su vez, interesa que tenga una escalera bien definida y sin riesgos de caídas, ya que se debe buscar la seguridad ante todo. Una caída desde una altura de tres metros puede ocasionar graves daños físicos.

Y, finalmente, es fundamental la necesidad de abrir vanos que permitan la entrada de luz al interior, ya que es preferible evitar la conexión de corriente eléctrica y que se nutra únicamente de luz natural.

Hacer realidad el sueño de tus hijos está al alcance de tu mano; solamente debes conocer bien cuáles son los mejores procesos de construcción de la cada del árbol y convertir ese espacio en un sueño hecho realidad.

Te podría interesar...
Mi DecoraciónLeerlo en Mi Decoración
Cómo hacer una casa en el árbol para tus hijos

Hacer una casa en el árbol para tus hijos puede resultar difícil de primeras, pero nosotros te vamos a enseñar cómo puedes construirla de una manera fácil y segura. No solo estarás cumpliendo un deseo de los más pequeños de la casa, sino también seguramente un sueño tuyo de la infancia.


Licenciado en Historia del Arte por la Universidad de Salamanca, posee conocimientos en distintas ramas del arte y la historia, concretamente en los campos del patrimonio histórico, la arquitectura, la pintura y la escultura; además, amplía su formación en el ámbito del diseño de espacios de interior, principalmente en la concepción espacial interna de las viviendas, cómo repercute la iluminación y la aplicación de las artes decorativas. En su trayectoria profesional, ha combinado sus dos grandes pasiones: la docencia en materia de arte e historia y los museos. Actualmente, trabaja como profesor de instituto y como redactor para Grupo M Contigo. Posee una amplia experiencia en el ámbito de la gestión cultural y la musealización de espacios expositivos, habiendo trabajado dentro de esta rama en el Museo del Ejército (Toledo). Sus investigaciones se centran en la comprensión de los principios fundamentales que rigen las artes, su exposición visual y su aplicación en el mundo del interiorismo. Por otro lado, ha trabajado como guía y gestor de sala de exposiciones en Romanorum Vita (La Caixa). A su vez, se especializa en la redacción de contenidos vinculados en distintas temásticas culturales y artísticas. Se considera un apasionado del cine, la música, la historia y la aplicación y desarrollo de las artes en sus distintas vertientes con presencia fundamental en las arquitecturas del presente.