5 ideas para separar espacios sin necesidad de tabiques

Descubramos algunas soluciones ingeniosas para separar espacios sin necesidad de tabiques porque a veces necesitamos intimidad, y otras... no.
5 ideas para separar espacios sin necesidad de tabiques

Escrito por Mónica Heras Berigüete, 04 marzo, 2021

Última actualización: 04 marzo, 2021

Los modelos de diseño de interiores nos proponen hogares cada vez más versátiles y diáfanos. Por otro lado, nuestras vidas han cambiado y durante el último año nos hemos visto obligados a pasar más tiempo en casa, lo que nos ha llevado a buscar atmósferas multifuncionales que hagan las veces de salón, oficina y cuarto de juegos. Con todo esto, buscamos la forma de separar espacios sin necesidad de tabiques.

Las estancias ya no tienen usos específicos, lo que ha propiciado que busquemos una nueva distribución de la casa. La finalidad es que los ambientes fluyan al tiempo que aprovechamos al máximo cada centímetro. Traemos diferentes propuestas para que esta separación sea en buenos términos.

Cómo separar espacios sin necesidad de tabiques

5 tipos de separadores de espacios

Hay muchas fórmulas que nos pueden permitir tener espacios multifuncionales sin perder la esencia de cada estancia. A nosotros tampoco nos gustan los tabiques, por no hablar de que en ocasiones no es posible compartimentar cada área, así que toca ponernos creativos y buscar soluciones llenas de diseño, prácticas y versátiles.

1. Páneles o tabiques de cristal

Para los pisos pequeños, los espacios abiertos son más que recomendables. Sin embargo, en ocasiones necesitamos diferenciar entre zonas o aislar mínimamente la cocina para que no se mezclen los humos.

Una opción que nos encanta son los páneles o tabiques de cristal, puesto que ofrecen cierta intimidad al tiempo que favorecen la comunicación y permiten el paso de la luz en estancias sin ventana. Con un diseño con cuarterones, tenemos un plus de estilo y clase en el salón.

2. Los biombos para separar espacios sin necesidad de tabiques

Para los momentos en los que necesitamos una solución más versátil de «quitar y poner», los biombos son lo mejor. Es una de esas piezas de decoración que parecía haber quedado en desuso, pero que los interioristas han rescatado del olvido.

Son ideales para delimitar las distintas zonas dentro de un mismo espacio. Por ejemplo, para crear un rinconcito de lectura dentro del dormitorio o para marcar la oficina que nos hemos montado en el salón con esto del teletrabajo.

En cuanto a modelos, existen alternativas para todos los gustos como este de ratán que encontramos en Maisons in Vogue. Un modelo perfecto para los espacios más bohemios.

3. La practicidad de las librerías

Una librería es una de las soluciones que más nos gustan a la hora de separar ambientes, puesto que hace de barrera clara al tiempo que nos permite tener los libros en orden. Es capaz, efectiva y muy práctica.

Para darle un aspecto ligero a la estancia y que no se vea como un estorbo, la elegiremos sin trasera. Si no existen problemas de espacio y queremos integrarla al entorno, podemos poner una que vaya a juego con las paredes y convertirla en uno de los focos de atención, como esta tan original de Sklum.

La importancia de colocar las plantas en las zonas de luz

4. Separar espacios sin necesidad de tabiques con las alfombras

A veces lo más sencillo se nos escapa y esta es una de las maneras más económicas y resultonas de diferenciar distintas zonas de un mismo espacio.

Visualmente, una alfombra delimita muy bien cada área, especialmente si las ponemos en el salón. Los muebles deben quedar sobre y alrededor de la misma, lo que creará un marco claro con respecto al comedor o a las zonas de paso.

5. Visto y no visto: la magia de las puertas correderas

Las puertas correderas tienen el poder de separar y de unir dos espacios contiguos, dependiendo de las necesidades concretas de cada momento. Lo mejor de esta solución tan demandada es que nos permite aprovechar muy bien el espacio y deja pasar mucha más luminosidad.

Las podemos encontrar suspendidas, plegables o empotradas y en gran variedad de materiales. Son súper decorativas o pueden pasar desapercibidas, dependiendo del efecto que queramos conseguir y siempre nos dan la opción de abrir o cerrar el espacio según el momento.

Hemos visto las maneras tan distintas que pueden existir de separar espacios sin necesidad de tabiques. Están desde aquellas que nos exigen una reforma hasta aquellas que se consiguen acoplando una nueva pieza de decoración.

Cuando necesitamos dividir las zonas en casa, tenemos que buscar soluciones creativas y prácticas que nos permitan darle forma a espacios flexibles.

Te podría interesar...
Dale a tu casa un plus de color con la pintura sectorizada
Decor TipsLeerlo en Decor Tips
Dale a tu casa un plus de color con la pintura sectorizada

Te contamos cómo decorar tus paredes con pintura sectorizada. La mejor forma de dividir ambientes y de darle un aire más personal a tus espacios.