4 verdades que una compañía de reformas no te dirá

Si has contratado recientemente una compañía de reformas, seguro que todo parece muy sencillo. Sentimos decirte que en todas las obras suceden cosas de las cuales la compañía no te ha avisado. No te asustes, pero es importante tenerlas en cuenta.
4 verdades que una compañía de reformas no te dirá

Escrito por María Pilar Gimeno Landa, 09 marzo, 2019

Última actualización: 11 marzo, 2019

En todas las reformas sucede lo mismo. Al principio todo parece muy sencillo, y después todo se va complicando. Para que no te pille por sorpresa, vamos a contarte cuáles son las verdades que una compañía de reformas no te dirá.

Esta es la mejor forma de estar preparado para las obras y afrontarlas. De lo contrario, acabarás desesperado por unas obras que no acaban y que cada vez resultan más caras. Además, en este post no solo te contamos estas verdades, también te explicamos cómo evitarlas para que puedas disfrutar de tu casa lo antes posible.

De todos modos, siempre queda esperanza de saber que, después de todo el proceso, vas a poder disfrutar de la casa de tus sueños. Sin duda alguna, una gran recompensa después de todos los quebraderos de cabeza que supone una obra.

1. Las obras duran más de lo que indican los plazos

Reformar tu casa.

Esta es la principal verdad que la compañía de reformas no te dirá. La reforma que se va a llevar a cabo en un par de días y sin apenas manchar la casa acaba siendo diez días de obras y una casa patas arriba. Es habitual que los permisos y los materiales tarden en llegar. También que aparezcan imprevistos, o que el resto de profesionales no cumplan con su palabra y se retrasen.

Nuestro consejo es que tengas en cuenta que las obras se van a ampliar. Es decir, si van a tardar cinco días, será mejor que pienses que en realidad va a ser una semana. De este modo, estarás preparado para afrontar la obra de una forma más eficaz. De todas formas, siempre está la posibilidad de reclamar por retrasos si los plazos se demoran demasiado.

2. El presupuesto de la compañía de reformas aumenta

Presupuesto de una reforma.

Todas las obras comienzan del mismo modo. Pedimos un presupuesto, y si estamos de acuerdo, las obras empiezan. Muchas veces no sabemos cómo acabamos pagando bastante más del precio acordado. Unos elementos que no se habían tenido en cuenta, o algún imprevisto son los casos más comunes.

Además, muchas veces ocurre que decidimos ampliar la obra. Ya que hemos empezado y tenemos toda la casa patas arriba nos animamos a reformar también otras estancias, como por ejemplo, renovar el cuarto de baño.

También puede ser que nos decidamos a instalar un sistema de aislamiento en la vivienda. Como consecuencia, los precios aumentan notablemente. En este caso sí aumentará el presupuesto, pero también notaremos como desciende la cuantía de las facturas.

Lo mejor es tener claro desde el primer momento que es lo que vamos a hacer. Además, hay que tener el presupuesto impreso y firmado por ambas partes. De este modo, la compañía de reformas no podrá inflarlo. También tienes que tener en cuenta que existen métodos para abaratar la reforma de tu vivienda. Si los llevas a cabo, evitarás este tipo de problemas.

3. Van a aparecer imprevistos

Reformas ideales para la casa.

Asúmelo, porque seguro que ocurre. Un permiso que falta, materiales que se retrasan, o un un reventón en una tubería. Sea lo que sea, los imprevistos tarde o temprano aparecen. Como consecuencia, los plazos se atrasan y el presupuesto aumenta.

La mejor forma de evitarlos es realizar un estudio a fondo antes de empezar la obra. Todos queremos comenzar las reformas lo antes posible, pero las prisas nunca son lo más recomendado. Merece la pena realizar un estudio previo que minimice los imprevistos y acorte los plazos.

Conocer las superficies sobre las que se está trabajando, o el estado de los pedidos, es fundamental para evitar los imprevistos. De todos modos, lo mejor es tener paciencia e intentar solucionarlos lo antes posible.

4. Mala coordinación entre los diferentes gremios

Reforma profesional.

Por ejemplo, en la reforma integral de una cocina intervienen los albañiles, carpinteros, fontaneros y electricistas. Es habitual que no se pongan de acuerdo, surjan discusiones y, como consecuencia, se retrase la obra. Además, si uno de estos profesionales no cumple con los plazos que se han establecido, el resto de gremios se ven perjudicados.

Una buena solución es contratar una compañía de reformas que cuente con todos los profesionales. De este modo, no tendrás que depender de terceras personas y disminuirán los imprevistos.

Te podría interesar...
El horno portátil: comodidad y funcionalidad
Decor TipsLeerlo en Decor Tips
El horno portátil: comodidad y funcionalidad

El horno portátil proporciona comodidad y funcionalidad. Es un electrodoméstico que puede ayudarnos en el día a día gracias a su practicidad.