4 tendencias de decoración de estilo bohemio

Cambia y sal de la rutina haciendo que tu hogar se convierta en un espacio alternativo y con personalidad.
4 tendencias de decoración de estilo bohemio
Francisco Jiménez

Escrito y verificado por el historiador del arte Francisco Jiménez el 02 Mayo, 2018.

Última actualización: 02 Mayo, 2018

Si llevas un estilo de vida alternativo, diferente, original y quieres plasmarlo en el diseño de tu hogar, te ofrecemos 4 tendencias de decoración de estilo bohemio.

El carácter desenfadado que tiene este tipo de decoración no debe estar reñido con la armonía y el gusto estético por lograr un objetivo; en otras palabras, no se debe diseñar aleatoriamente.

¿Qué es el estilo bohemio?

El estilo bohemio es aquel que encaja con las personas que no siguen las reglas, que prefieren vivir en función de sus propias convicciones, escapando de los convencionalismos.

Una vida apartada de los cánones de la sociedad, así es una vida bohemia.

La idea liberal que existe en este estilo decorativo permite la combinación ecléctica de motivos tradicionales y contemporáneos. Cualquier elemento es válido, siempre y cuando pueda encajar con el conjunto.

Habitación bohemia.

Acceder a un espacio que posee este tipo de decoración nos transporta a lugares insospechados, exóticos y que problablemente no hayamos conocido en la vida.

Por tanto, ¿quieres hacer algo tradicional en tu hogar? Aplica las siguientes tendencias y conseguirás originalidad e innovación.

Tendencia Boho Chic

¿Te consideras una persona que está alejada de los convencionalismos sociales?, ¿tratas de romper la rutina y buscas nuevas experiencias? Entonces este es tu estilo.

La tendencia boho chic trata de darle un giro rotundo al mundo del diseño de interior. No se ajusta a parámetros establecidos y permite que el diseñador desarrolle libremente su creatividad.

La principal idea que se trata de afianzar con este estilo es la combinación de motivos decorativos. Por supuesto, no debe realizarse de forma anárquica; más bien hay que estudiar cada paso para, así, armonizar el conjunto.

Tendencia bohemia.

La multiplicidad de posibilidades que ofrece este estilo permite que todo tipo de mobiliario tenga cabida en cualquier habitación, como podría ser, por ejemplo, una cama hecha con palés o un suelo con alfombra de color vistoso como el rojo.

Tendencia folclórica

El folclore es el conjunto de costumbres y prácticas tradicionales, contemplando un carácter prácticamente exótico; de esta manera, se considera una tendencia diferente a los procesos decorativos actuales.

Para desarrollarla hay que sintonizar con un ambiente rural y antiguo, donde los colores terrosos tengan predominio y se trate de vincular al mundo de lo tradicional.

Para ello, se pueden utilizar objetos de decoración extraídos del ámbito rústico, completamente ajeno a lo urbano. Pongamos algunos ejemplos:

  • Disposición de utensilios de labranza: rastrillos o un yugo pueden ser colocados en la pared.
  • Mobiliario: la madera toma gran protagonismo.
  • Colores: neutros y terrosos, que no destaquen en exceso.
  • Plantas: el color verde le otorga al espacio naturalidad y frescura.
  • Alfombras y cojines: colores desgastados; es aquí donde se pueden aplicar distintos tonos que den vida al lugar.
Decoración folclórica y bohemia.

Tendencia historicista

Este ámbito de trabajo se centra en el color y el diseño de motivos que recuerden a épocas pasadas. Nuestra habitación o salón debe mostrar atemporalidad.

Esta tendencia suele combinar elementos de distintos períodos históricos, desde un espejo de diseño nepalí a una alfombra persa o una lámpara árabe. Además, se consigue así una mezcla de colores.

Por otro lado, cabe destacar la importancia de disponer cuadros, dibujos o grabados. Esto nos permite demostrar el gusto que tenemos por el arte, ya sea de tendencia contemporánea o réplicas de grandes obras de la historia del arte.

Salón bohemio con cuadros en el suelo.

Tendencias a través del color

Evidentemente, mediante el color podemos darle un contenido u otro a un espacio, tranferir un carácter o hacer que el lugar transmita unas sensaciones a la vista.

En este caso, para tratar de ser bohemios en la decoración, la mezcolanza de tonos puede resultar interesante.

La incertidumbre sobre si quedará bien o no, en realidad, no debe ser un obstáculo; al contrario, debemos ser atrevidos y aventurarnos a trabajar con distintas paletas de colores.

Un recurso muy funcional es el motivo desgastado. Este se puede trabajar en cojines, marcos de espejos, alfombras, objetos, etc. De esta manera, se le da un toque atemporal a la decoración.

No existe una línea única de color que pueda aplicarse a una atmósfera bohemia. En realidad, la libertad de combinar y aplicar diferentes gamas de colores es el principal punto a tener en cuenta.

De todos modos, si se quiere hacer un contenido más alternativo, es recomendable no aplicar colores “chillones", tales como rosa fucsia o amarillo fosforito. Hay que buscar un ambiente agradable que no impacte a la vista.

Colores bohemios.

Conclusión

Estas tendencias son algunas que están tomando mayor protagonismo en el ámbito decorativo bohemio. Recuerda que hay que atreverse a cambiar, a innovar y no detenerse en el conformismo ni en la rutina.

Te podría interesar...
Decoración de salones vintage
Decor TipsLeerlo en Decor Tips
Decoración de salones vintage

La decoración de salones vintage está muy en tendencia últimamente. Si quieres saberlo todo sobre este estilo, quédate leyendo este post.


Licenciado en Historia del Arte por la Universidad de Salamanca, posee conocimientos en distintas ramas del arte y la historia, concretamente en los campos del patrimonio histórico, la arquitectura, la pintura y la escultura; además, amplía su formación en el ámbito del diseño de espacios de interior, principalmente en la concepción espacial interna de las viviendas, cómo repercute la iluminación y la aplicación de las artes decorativas. En su trayectoria profesional, ha combinado sus dos grandes pasiones: la docencia en materia de arte e historia y los museos. Actualmente, trabaja como profesor de instituto y como redactor para Grupo M Contigo. Posee una amplia experiencia en el ámbito de la gestión cultural y la musealización de espacios expositivos, habiendo trabajado dentro de esta rama en el Museo del Ejército (Toledo). Sus investigaciones se centran en la comprensión de los principios fundamentales que rigen las artes, su exposición visual y su aplicación en el mundo del interiorismo. Por otro lado, ha trabajado como guía y gestor de sala de exposiciones en Romanorum Vita (La Caixa). A su vez, se especializa en la redacción de contenidos vinculados en distintas temásticas culturales y artísticas. Se considera un apasionado del cine, la música, la historia y la aplicación y desarrollo de las artes en sus distintas vertientes con presencia fundamental en las arquitecturas del presente.