Limpiar el baño en diez minutos: trucos infalibles

¿Limpiar el baño en solo diez minutos? Sí, es posible hacerlo y nosotros te contamos cómo. Evitar distracciones es la clave.
Limpiar el baño en diez minutos: trucos infalibles

Escrito por Aylin Stefany Rodriguez Vinasco, 21 septiembre, 2021

Última actualización: 21 septiembre, 2021

Si te resulta increíble pensar en limpiar el baño en tan solo diez minutos, con estos trucos que vamos a compartirte verás que sí es posible. Lo mejor es que podrás hacerlo antes o después de tomar una relajante ducha, tú decides.

Estos diez minutos serán suficientes para que todo quede limpio y con un aspecto agradable a la vista. Después de leer este artículo, no volverás a postergar esta importante tarea, pues comprenderás que es mejor dedicar estos minutos a la semana, que gastar horas haciéndolo solo una vez al mes.

Trucos infalibles para limpiar el baño en diez minutos

Limpiar el inodoro del baño en diez minutos.

Limpiar el baño es una de las tareas del hogar más incómodas para la mayoría de personas. Aún así, es una de las más importantes, debido a la facilidad con que se acumulan bacterias y microorganismos que pueden ser perjudiciales para la salud.

A continuación, te contamos cuáles son esos trucos infalibles para lograr un baño limpio en solo diez minutos. Recuerda repetir esta rutina dos veces a la semana como mínimo.

Prepara lo necesario y no te distraigas

El primero de los trucos infalibles para limpiar el baño en diez minutos tiene que ver con la organización. Para que el tiempo te rinda, deberás buscar y preparar todos los implementos que necesitas para la limpieza: desinfectante, esponja y limpiador del WC, entre otros que consideres necesarios.

Con todo listo, pon manos a la obra y evita distracciones. Deja a un lado el móvil y ponte la meta de acabar con la limpieza en máximo diez minutos. Si consideras que requieres motivación, usa el teléfono pero para poner un poco de música y disfrutar este momento.

Primero el inodoro

El inodoro es la parte del baño en la que más invertimos tiempo, así que iniciaremos con ella. Coloca un poco de desinfectante en el fondo y usa la escobilla para refregar y retirar las manchas y suciedad que suelen acumular en esta área.

Es importante que no aclares inmediatamente, deja que el desinfectante actúe por unos minutos. Mientras tanto, limpia el resto del inodoro con la ayuda de una bayeta impregnada de desinfectante. Limpia cada parte: levanta la tapa, limpia por detrás, abajo y arriba.

Recuerda volver al fondo del inodoro, darle una última pasada con la escobilla y listo, baja el agua como último paso.

Continúa con la bañera o la ducha

Bañera blanca.

Aunque la bañera o la ducha parecen ser los espacios más limpios del baño, no es del todo así. Debido a la humedad y acumulación de agua permanente, aparecen hongos. Pese a ser imperceptibles para nuestro ojo humano,  no siempre son inofensivos.

Para dejar esta área limpia y libre de suciedad, se recomienda limpiar cada una de las partes con desinfectante. Adicional a ello, es necesario limpiar todos los implementos que tenemos allí como el jabón, el champú y demás recipientes.

Para finalizar, abre la llave para aclarar con agua. Déjala correr para que eliminar muy bien los residuos de desinfectante.

No olvides el lavabo

Para limpiar el lavabo debes seguir el mismo procedimiento que con la ducha. Limpia muy bien la superficie y cada accesorio que tengas allí, incluido el grifo. Usa una bayeta nueva para cada espacio: el inodoro, la ducha y el lavabo. De lo contrario, estarías trayendo bacterias de un lado a otro.

Para evitar dedicar mucho tiempo a esta área, lo mejor será mantener en orden todo lo que sueles poner encima. Te ayudará mucho hacerlo a diario, accesorio que uses, accesorio que debes limpiar y ordenar.

Un claro ejemplo de ello son los cepillos de dientes. Según advierten artículos científicos, estos utensilios son más susceptibles a los microorganismos cuando están muy cerca al inodoro, lo cual resulta peligroso para nuestra salud.

Limpia el espejo

Limpiar el espejo.

¡Ya casi vamos a terminar con estos diez minutos de limpieza! Para ir finalizando, limpia muy bien el espejo, el cual puede ensuciarse con polvo y salpicaduras de agua o crema dental.

Hay dos formas de hacerlo. La primera es con una bayeta humedecida con un poco de vinagre. La segunda es con una bayeta humedecida con limpiador especial para vidrios. Si haces esta limpieza una o dos veces a la semana, siempre tendrás un espejo reluciente.

Barre, trapea y aromatiza

El último de los trucos para limpiar el baño en diez minutos es el más sencillo. Barre para recoger el polvo del suelo y finaliza trapeando con un producto de limpieza que tenga un olor agradable para ti.

De igual forma, puedes trapear con un aroma neutral y colocar una vela aromática o cualquier otro aromatizante.  De esta forma, será más agradable y cómodo para ti usar el baño. Puedes usar olores cítricos o un poco más suaves y delicados, escoge el que más te guste.

Te podría interesar...
Consejos para eliminar el mal olor del baño
Decor Tips
Leerlo en Decor Tips
Consejos para eliminar el mal olor del baño

Entre los consejos que tenemos para eliminar el mal olor del baño se encuentran el uso de bicarbonato y vinagre sobre las superficies y tuberías.



  • Hilda, M. A. L., Francisco, G. L. J., Yanet, M. R., Adakatia, A. S., Silvia, M. P., Paulina, T. M. T., & Azalea, R. H. M. EL GRAN PELIGRO QUE REPRESENTA LOS MICROORGANISMOS PRESENTES EN CEPILLOS DENTALES CERCA DEL INODORO. INVESTIGACIÓN BÁSICA, 37.