Algunas ideas para que tu baño huela de maravilla

Mónica Heras Berigüete·
30 Octubre, 2020
¿Quieres que tu baño huela de maravilla? Descubre algunas magníficas soluciones para que los malos aromas se vayan para siempre.

Hay un montón de trucos con los que puedes hacer que tu baño huela de maravilla. Entre las tuberías, la humedad y la mala ventilación, es una de las áreas de la casa que necesita refuerzos extra en lo que a aromas se refiere.

Verás que con un poco de magia, de ingredientes deliciosos y de limpieza, conseguirás que cambie por completo la atmósfera y que destile fragancias deliciosas.

Cómo hacer que tu baño huela de maravilla

ordena el baño
Foto de Karolina Grabowska en Pexels

Es muy normal que los malos olores se acumulen en el baño. Las tuberías, la humedad, las toallas que nunca terminan de secarse y la mala ventilación son algunos de los motivos por los que puede que tu baño no huela tan bien como debería. Pero calma, el primer paso para solucionar el problema es analizar las causas de esos desagradables aromas.

Un buen olor es parte de un baño bonito y estiloso, pon punto y final a ese problemita que tantos dolores de cabeza te está dando. Dile adiós a ese pestilente espacio y hola a las fragancias deliciosas.

La ventilación: el enemigo para que tu baño huela de maravilla

El problema de muchos de los baños de los pisos es que no suelen tener ventanas. Sea como sea, debe tener un buen sistema de ventilación que permita eliminar el exceso de humedad y los malos olores. Si tienes ventana, nada más fácil que abrirla después de cada ducha y si no, debes contar con una rejilla de ventilación. Solo así los vapores se irán y desaparecerán gradualmente.

Por otra parte, en el mercado encuentras ventiladores y automáticos que se activan con un interruptor y te ayudan a que tu baño huela de maravilla si no tienes otra alternativa. Mira, en Mano a Mano tienes muchas opciones.

Ojito con la papelera del baño

Si tienes un cubo o papelera en tu baño, debes cambiar la bolsa y lavarla frecuentemente. Solo así evitarás que los residuos acumulados huelan mal.

Para hacerlo, puedes utilizar vinagre o algún otro producto desinfectante, lávalo y sécalo muy bien. Para asegurarte de que los olores se eliminen por completo, espolvorea dos cucharadas de bicarbonato de sodio en el fondo del cubo: es un excelente desodorizante natural.

Repite esta acción dos veces por semana y cada vez que lo hagas, cambia el bicarbonato por uno nuevo. Verás que te ayuda a mantenerlo sin olores por más tiempo.

Las toallas: otro punto clave para que tu baño huela de maravilla

Estos son los accesorios para baño más bonitos del momento

¿Reconoces ese olor a humedad tan desagradable? Esto lo ocasiona un mal secado de las toallas y para evitarlo, debes colgarlas al aire libre o sobre un radiador; solo así se secarán totalmente.

También, debes remplazarlas, al menos, una vez a la semana y utilizar suavizante para que queden mullidas y oliendo genial.  Cada vez que pongas unas toallas limpias, de paso harán de aromatizante delicioso. Este de Ecover es ecológico.

Si tus toallas huelen mal, antes de lavarlas déjalas a remojo con una taza de vinagre blanco y agua caliente. Agrega una cucharada de bicarbonato para que sea más efectivo. Después de una hora, mételas a la lavadora a temperatura alta y verás qué buenos resultados obtienes.

Las tuberías: las culpables de los malos olores

Es frecuente que los bloques de muchos departamentos compartan cañerías y, con ello, malos olores. El motivo es que algunas de las cosas que van a parar a las tuberías, no se disuelven correctamente, llenando de microorganismos la cara b de tu baño.

Pese a que hay desatascadores químicos muy efectivos, estos pueden llegar a ser contaminantes, por lo que, a continuación, encontrarás algunos tips más naturales y ecológicos:

  • No tires el café: los posos del café son muy efectivos para eliminar el mal olor. Tíralos por el desagüe y no abras el grifo hasta transcurridas al menos tres horas.
  • Sal y limón: no te vas a tomar un tequila; esta mezcla es buenísima para desatascar y añadir un aroma cítrico a tu baño. Mezcla 1/2 taza de sal con 1 taza de zumo de limón y viértelo en el desagüe. Pasados unos 20 minutos, echa un litro de agua hirviendo.
  • Bicarbonato de sodio y vinagre: esta menjunje es tan bueno como inofensivo con el medio ambiente. Es capaz de acabar con los hongos y cualquier resto que haya en las tuberías, al tiempo que hace que tu baño huela bien. Mezcla la mitad de cada uno en un recipiente aparte y échalo por el desagüe con un poco de agua. Deja que actúe por media hora y añade agua muy caliente.

Con estos trucos lograrás que tu baño huela de maravilla y que se convierta en un oasis de placer, como a ti te gusta. La limpieza constante es vital, al menos una vez por semana a fondo y cada dos o tres días el inodoro y el lavabo.

Los aromas de tu casa son parte de la atmósfera que quieres transmitir; cuida de que sean los que a ti te gustan y evita que se acumulen los malos humos.