Duchas de madera para baños diferentes

Para darle un toque especial al baño, podemos incidir en la ducha, un recurso que puede ofrecer múltiples posibilidades, pero sin salirnos de los esquemas tradicionales.
Duchas de madera para baños diferentes
Francisco Jiménez

Escrito y verificado por el historiador del arte Francisco Jiménez el 03 Febrero, 2021.

Última actualización: 03 Febrero, 2021

Si queremos darle un toque diferente al hogar, hay que hacerlo en todas las estancias al utilizar materiales y recursos que sean innovadores y, sobre todo, que sorprendan; por eso, vamos a conocer cómo trabajar las duchas de madera para baños diferentes.

Generalmente, estamos acostumbrados a que la cerámica y la porcelana tomen protagonismo en espacios como este: en el suelo, en las paredes o en los propios sanitarios. Sin embargo, podemos emplear otras fórmulas para lograr una apariencia estética distinta a lo habitual.

Es momento de desmarcarnos y aplicar con mayor sutileza un tratamiento más depurado y específico. En lugar de seguir los patrones convencionales, podemos disponer otras fórmulas que llamen más la atención y que contribuyan positivamente.

¿De qué manera participa la madera en la decoración del baño?

Duchas de madera para baños diferentes

En realidad, el empleo de la madera nos ayuda a dirigir hacia otro rumbo la decoración del baño. No es algo común, salvo que la encontremos en el mobiliario, de ahí la posible originalidad de la que hablábamos previamente.

La calidez que proporciona nos permite sentir otro tipo de sensaciones. Se elimina la frialdad de los tonos azules, oscuros y blanquecinos que normalmente están presentes. De hecho, este material es mucho más sofisticado y otorga un sentido trandicionalista.

El naturalismo que genera es más interesante cuando se combina, por ejemplo, con la cerámica. Se consolida un contraste que llega a ser notable y distinguido. Se percibe, por tanto, un tratamiento sensacional que aporta un toque alternativo al lugar.

La madera favorece la estética de los interiores.

Fórmulas para trabajar las duchas de madera

Existen múltiples posibilidades para trabajarlas. Todas ellas se pueden considerar como una buena oportunidad para lograr un único propósito: el enriquecimiento estético del conjunto para conseguir la ducha perfecta. Veamos detenidamente algunos ejemplos:

  • Uno de los casos más comunes son las tarimas hechas con pequeñas baldas alargadas. Se configura una serie de hendiduras paralelas que permiten el paso del agua y evitan, así, el riesgo de resbalones o caídas. En el fondo, es muy apropiada para garantizar la plena sujeción.
  • Respecto a las duchas de interior, se puede disponer la madera tanto en el suelo como en la propia pared. El material recibe un tratamiento especial para que no se estropee y para que tampoco pueda desarrollar hongos u otros problemas por la humedad.
  • Las columnas de hidromasaje cada vez están más de moda. Se disponen en la pared y de forma vertical. Se caracterizan por tener una gran placa de madera que tiene a su vez una grifería que, aparentemente, queda visible y toma protagonismo.
  • La relación entre el metal y la madera queda presente a través de las cañerías, el grifo y la alcachofa. Se consigue un binomio muy interesante que no produce tensión visual, sino todo lo contrario. En otras palabras, contrastan pero resulta agradable la relación.
Madera en el baño

Duchas en el jardín, una nueva tendencia

¿Qué función puede desempeñar una ducha en el jardín? Obviamente, no va a ocupar un puesto importante como recurso decorativo, ya que proporciona una utilidad básica: la higiene personal.

Su colocación junto a una piscina puede ser lo más conveniente. De este modo, gana sentido y ofrece un significado relevante. La idea es que se configue como un componente más de este recinto y se vincule estrechamente con la vegetación y los demás elementos.

El diseño no resulta complicado. Puede ser de estructura cerrada, con puerta para garantizar mayor privacidad, o abierta para que quede todo perfectamente visible. De este modo, la madera se dispone tanto en el suelo como en una pared vertical para darle una ubicación al lugar.

No hay que olvidar que en el jardín se configura de forma funcional.

Un toque de color a la ducha

Las duchas de madera también pueden tener un toque cromático. La madera se puede pintar para que tenga una apariencia diferente y más llamativa. Si queremos un toque más juvenil, podemos decantarnos por tonos vibrantes; en cambio, si queremos más seriedad, podemos recurrir a oscuros como el negro.

En el mundo de la decoración todo es posible, simplemente hay que ser más creativos y buscar otros caminos que denoten mayor singularidad. Por lo tanto, hay que aventurarse a elegir los elementos que favorezcan los espacios y que jueguen con la psicología en el diseño de interiores.

Te podría interesar...
Duchas: cómo economizar espacio y agua
Decor TipsLeerlo en Decor Tips
Duchas: cómo economizar espacio y agua

En este artículo, veremos por qué las duchas son una buena opción en los cuartos de baño, ya que resultan útiles para economizar el espacio y ahorrar agua.



  • Gilliatt, Mary: El libro de la decoración, Círculo de lectores, 1987.

Licenciado en Historia del Arte por la Universidad de Salamanca, posee conocimientos en distintas ramas del arte y la historia, concretamente en los campos del patrimonio histórico, la arquitectura, la pintura y la escultura; además, amplía su formación en el ámbito del diseño de espacios de interior, principalmente en la concepción espacial interna de las viviendas, cómo repercute la iluminación y la aplicación de las artes decorativas. En su trayectoria profesional, ha combinado sus dos grandes pasiones: la docencia en materia de arte e historia y los museos. Actualmente, trabaja como profesor de instituto y como redactor para Grupo M Contigo. Posee una amplia experiencia en el ámbito de la gestión cultural y la musealización de espacios expositivos, habiendo trabajado dentro de esta rama en el Museo del Ejército (Toledo). Sus investigaciones se centran en la comprensión de los principios fundamentales que rigen las artes, su exposición visual y su aplicación en el mundo del interiorismo. Por otro lado, ha trabajado como guía y gestor de sala de exposiciones en Romanorum Vita (La Caixa). A su vez, se especializa en la redacción de contenidos vinculados en distintas temásticas culturales y artísticas. Se considera un apasionado del cine, la música, la historia y la aplicación y desarrollo de las artes en sus distintas vertientes con presencia fundamental en las arquitecturas del presente.