Cómo limpiar el bote sifónico del baño

04 Diciembre, 2019
Este artículo ha sido escrito y verificado por el historiador del arte Francisco Jiménez
Es importante que mantengamos la higiene generalizada en el baño, tanto en los sanitarios como también en las tuberías y el bote sifónico.

El cuarto de baño es el lugar donde asearnos y acicalarnos. Sin embargo, también es el principal espacio donde puede acumularse la suciedad, sobre todo en los conductos internos que están bajo el suelo; por eso, te mostramos cómo limpiar el bote sifónico del baño.

Una buena limpieza del hogar nos proporcionará bienestar y confort. No hay nada peor como abrir el grifo y que salga el agua sucia o que tiremos de la cadena y que las tuberías no funcionen a pleno rendimiento. Esto puede provocar ciertos problemas que pueden afectarnos a nivel personal.

En este sentido, es necesario que tengamos todos los conductos del agua bien saneados y que exista una higiene tanto exterior como interior. De esta manera, evitaremos saturaciones y taponamientos que pueden ocasionar la contaminación de nuestro propio hogar.

¿Qué es el bote sifónico?

Cómo limpiar el bote sifónico del baño
Bote sifónico del baño / quonomy.com

El bote sifónico es una tapa metálica que se sitúa en un lateral del cuarto de baño. Es posible que lo hayas visto millones de veces y no te hayas planteado para qué sirve. En realidad, es un recurso realmente útil en este lugar; por eso, es imprescidible que sepamos cómo funciona.

Lo primero de todo debemos preguntarnos ¿para qué sirve? Es un pequeño depósito donde van a dar los desagües, a excepción del inodoro. Podríamos decir que es un punto de encuentro y distribución del agua que sale desde el baño.

De esta manera, se canaliza el agua desde los sanitarios hacia la bajante general; es decir, es el organizador del agua que posee desechos para dirigirlos hacia el tubo principal que la saque directamente hacia el exterior de la vivienda.

– No pasa desapercibido en el baño; lo podemos encontrar en forma de tapa plateada.-

Lo primero de todo es desatascarlo

Tal y como hemos dicho, por el bote sifónico pasan todo tipo de desechos; por eso, es imprescindible que de vez en cuando se eche un vistazo a su estado, ya que puede saturarse, taponarse y estropearse. En este sentido, es importante que lo desatasquemos.

  • El primer paso es aflojar el tornillo para poder quitar la tapa. Comprobarás es no es difícil el procedimiento, quedando así un agujero oscuro que puede desprender algo de mal olor.
  • Muy probablemente encontrarás restos por la superficie. Esto es algo completamente normal, recuerda que es un punto de encuentro de desechos de las aguas; de hecho, verás que hay 3 entradas: la del lavabo, el bidé y la ducha.
  • Con unos guantes podemos coger aquellos residuos que estén alrededor. No hay que tener miedo en introducir los dedos por el agujero; la idea es poder quitar el máximo de suciedad.
  • A continuación, podemos ir abriendo los grifos de los sanitarios con el fin de que veamos qué tubos están atascados y cuáles requieren una intervención. Si se comprueba que el agua corre correctamente, entonces no hay problemas.
  • En el caso de que alguno de los tubos esté taponado, hay que tratar de eliminar la suciedad, limpiarlo de la mejor manera posible y aplicar algún producto desatascador.

Aprender cómo limpiar el bote sifónico del baño

Lavabo de piedra negra.

Comúnmente comprobamos que nuestro lavabo no traga bien, al igual que la bañera o la ducha. Esto se debe, además de a las tuberías, al propio bote sifónico; por tanto, es más que necesario que realicemos el procedimiento de limpieza.

Una vez que se ha certificado si está atascado o si el agua no circula de forma correcta, podemos proceder a la limpieza generalizada interior. Lo primero es eliminar los residuos que se acumulan en el fondo: pelos, trozos de esponja, tierra, jabón, etc.

Introducimos la mano por el tubo y tratamos de coger todo lo posible. El sedimento duro es lo que produce que el tragado del agua no se realice correctamente por el lavabo, la ducha o el bidé.

– La higiene del baño es necesario, tanto por fuera como por dentro de las cañerías.-

El paso final: limpieza y colocación

Para volver al montar el bote sifónico, debemos realizar el procedimiento al revés de como lo desmontamos. Hay que montar la goma con la tapa inferior y la superior. El paso final será colocar la tuerca y tratar de fijarlo en el suelo con firmeza.

De esta manera, se ha llevado a cabo un proceso con el que mejorar la calidad de la circulación y solución ante los problemas de taponamiento. Por tanto, es importante que se realice un mantenimiento adecuado.

  • Antúnez Soria, Francisco Martín; Mola Morales, Francisco José: Manipulación y ensamblaje de tuberías, IC Editorial, 2018.