El baño ideal para una casa rural

01 Marzo, 2020
Este artículo ha sido escrito y verificado por el historiador del arte Francisco Jiménez
La decoración que se aplique en el baño de la casa rural debe tener un carácter naturalista, utilizando materiales rústicos y conteniendo colores propios del campo.
 

¿Es posible reflejar el ambiente campestre y de los pueblos dentro de la decoración del hogar? Tan solo tenemos que comprobar cuáles son las características que componen su esencia y cómo plasmarlo en los interiores; no obstante, en esta ocasión nos centraremos en cómo trabajar el baño idea para una casa rural.

Cada vez son más las personas que prefieren desconectar de las grandes ciudades y tomarse un tiempo de paz y tranquilidad en un pueblo. Está comprobado que el contacto con la naturaleza nos permite descansar y oxigenar la mente.

Una casa rural debe estar bien acondicionada y con una decoración que ofrezca un carácter distinto a lo que generalmente se conoce. Por eso, debemos utilizar aquellos recursos más representativos del ámbito rural y aplicarlos con el fin de introducir a los clientes en un espacio diferente.

Las paredes y el techo: combinación de piedra y madera

Baño de la casa rural
Imagen: pinterest.es

Para ofrecer un aspecto más rústico y campestre en el baño, es necesario que recurramos a la piedra como principal recurso constructivo. Las paredes pueden estar hechas a cal y canto o utilizando mampostería, de tal manera que se configura un muro en el que no se guarda un esquema compositivo organizado.

 

Las vigas deben quedar a la vista, con el propio color natural de la madera. Esta puede barnizarse o recibir una capa de pintura negra o tostada oscura. El objetivo es que la techumbre guarde similitud con los techos que suelen tener los graneros, los corrales o las viviendas de los pueblos.

De todos modos, la piedra no tiene que dominar por completo en las paredes. También está la posibilidad de que una mitad de la pared sea de piedra y la otra mitad tenga un enlucido de yeso, lo cual nos permite aplicar una pintura por la superficie. Eso sí, es importante que sea de tonos cálidos.

Los baños rústicos deben guardar una sintonía con el espacio que les rodea.

5 claves para tener el baño ideal para una casa rural

Casas de campo

El estilo que debemos reflejar dentro de este baño es el rústico. Tal y como se ha comentado hasta ahora, el ambiente del pueblo, las herramientas de trabajo, los aperos de labranza y los utensilios de las casas, entre otros objetos, pueden servir para configurar este estilo.

De todos modos, vamos a analizar 5 claves fundamentales para llevar a cabo la decoración del baño de la casa rural:

 
  1. Mobiliario de madera: tanto el mueble del lavabo como la propia estantería que tengamos junto a la pared conviene que sean de madera. Este material es natural y está en sintonía con el entorno que rodea a la casa rural.
  2. Espejo original: el marco de este puede ser de madera o de metal, hasta incluso de forja. Si se le aplica un toque desgastado u oxidado, se consegue un efecto estético anticuado.
  3. Decorar una casa en el campo
    Imagen: pinterest.es

  4. Los sanitarios: existe la posibilidad de que estos tengan el formato estándar pero, si se le quiere aportar un toque naturalista, existe el váter ecológico para evitar el gasto abusivo de agua. En cuanto a la pila del lavabo, quedan muy bien las que están hechas en piedra.
  5. El suelo de madera: es perfecto para este espacio; no obstante, hay que asegurarse de que es resistente al agua ya que estamos en un lugar donde habrá humedad con total seguridad, por lo cual se hace necesario un tipo de madera muy resistente.
  6. Las plantas: siempre es bueno que el color verde tenga cierta presencia y nada mejor que utilizar algún vegetal como principal medio para refrescar el ambiente y darle un toque natural.

Tipos de iluminación del baño de la casa rural

El baño de la casa de campo
Imagen: pinterest.es
 

Para realzar más aún los elementos que componen la decoración del baño y ofrecer un carácter más natural es conveniente que tengamos una ventana que permita el acceso de luz natural. De esta manera, se conecta el interior con el exterior, pudiendo divisar el paisaje.

Por otro lado, cabe destacar la importancia de tener luz eléctrica. Pueden colocarse un par de lámparas pequeñas junto al espejo del lavabo y, ya en el techo, focos empotrados de luz directa hacia el suelo.

El principal objetivo es generar un ambiente cálido, evitando cualquier tipo de luz blanca que provoque mayor estrés. Hay que pensar que una casa rural es un lugar para el descanso y la desconexión.

Imagen principal: pinterest.es

  • Miller, Judith: El estilo rural: desde interiores elegantes y sencillos hasta casas rústicas, Blume, 2007.