¿Qué es el alicatado de los baños?

01 Septiembre, 2020
Este artículo ha sido escrito y verificado por el historiador del arte Francisco Jiménez
El empleo de materiales de calidad nos proporcionará los mejores resultados. Por eso, el alicatado es el procedimiento idóneo para conseguir unos muros firmes y elegantes.

Cuando realizamos reformas en el hogar, nuestro principal objetivo es que quede todo en perfectas condiciones. Lo ideal es que utilicemos los mejores materiales y apliquemos el procedimiento más apropiado para conseguir un resultado excelente; por eso, vamos a conocer qué es el alicatado de los baños.

Lo primero que debemos tener en cuenta es que no hay que escatimar en gastos a la hora de adecuar una estancia. Si invertimos en los mejores productos, obtendremos una vivienda confortable que nos alegrará el día a día.

También, es conveniente que recurramos a profesionales de la construcción para realizar cualquier tipo de reforma. De todos modos, nosotros mismos nos podemos colocar el casco y los guantes y llevar a cabo los procedimientos adecuados para hacer la obra en casa. Todo es cuestión de estar bien preparado.

El alicatado de los baños

Azulejos para decorar el baño.

El verbo «alicatar» se utiliza para hacer referencia a la técnica de revestir una pared con azulejos, con el fin de que quede todo completamente cubierto y un muro de hormigón y cemento se convierta en una superficie lisa de cerámica. De esta manera, se consigue un aspecto cuidado y elegante.

En el mundo de la construcción, se considera un principio imprescindible para la reforma interna, centrándose la atención, básicamente, en el baño y la cocina. Son los espacios en los que se dispone este tipo de material con el fin de resistir mejor los efectos de la humedad y embellecer el conjunto.

El trabajo es meticuloso y requiere cierta precisión. No es cuestión de colocar las losas aleatoriamente, sino que se debe guardar un equilibrio y equidistancia en general, adaptando cada una de ellas a las medidas de la superficie y realizando los cortes que sean oportunos.

Un proceso laborioso que garantiza un excelente resultado.

¿Cómo se realiza el alicatado?

A la hora de aplicar el alicatado en los baños, hay que seguir una serie de pasos específicos. Tal y como se ha mencionado anteriormente, hay que ser muy detallista y preciso. Veamos cómo se realiza:

  1. En primer lugar, nos encontraremos con el muro de cemento completamente desnudo y seco. No puede haber rugosidades o elevaciones; por tanto, hay que comprobar que la superficie está lisa y disponible para realizar el trabajo.
  2. En las grandes superficies comerciales especializadas en bricolaje y construcción, se vende un pegamento especial para alicatado. Es mejor utilizar este recurso, ya que el efecto es duradero y resistente al paso del tiempo.
  3. Conviene saber las medidas de cada una de las partes donde se colocará el pavimento. Luego, necesitaremos hacer los cortes oportunos mediante un cortador de cerámica. Hay que insistir en la idea de tener las medidas exactas dependiendo del lugar donde se coloque cada pieza.
  4. Con una pala de mano, aplicamos el pegamento en la superficie y, a continuación, ponemos las losas. Hay que asegurarse de que queda todo recto y bien organizado, sin torceduras ni líneas oblicuas.

Alicatar sobre un alicatado

Cómo decorar el baño con azulejos

¿Es posible realizar un alicatado sobre otro ya existente? Por supuesto. Todo es cuestión de ser cuidadosos en el procedimiento, tener los materiales adecuados y no hacer ningún tipo de chapuza de la que nos podamos arrepentir.

Un primer paso sería la disposición de pequeños tacos de madera con silicona en distintos puntos de la superficie para poder situar después encima el nivel de burbuja. La idea es que este instrumento sirva de soporte para el pavimento.

El siguiente paso será embadurnar la superficie con el pegamento especial. Para ello, usamos una pala dentada para que podamos peinar el producto; es decir, utilizando los dientes para dejar líneas paralelas que favorezcan el efecto adhesivo.

Por último, colocamos poco a poco los azulejos tratando de ajustar al máximo, buscando verticalidad y fijando bien en la superficie.

¿Merece la pena el alicatado en los baños?

Ante esta pregunta solo existe una respuesta: sí. No cabe duda de que el resultado es sorprendente al quedar una pared completamente lisa y un efecto visual que resulta cautivador. Se considera una fórmula interesante de modernizar el baño.

Para los baños, es el mejor sistema de revestimiento. Soporta cualquier tipo de condición ambiental, incluso si hay vapor de agua. Además, resulta fácil de limpiar, manteniendo el brillo del primer día y ofreciendo sensación de higiene.

Poggi, Francesco: Reformar la vivienda, De Vecchi, 2016.