5 accesorios indispensables que deben tener los baños

Para que un baño sea funcional y esté bien decorado, son imprescindibles estos 5 accesorios con los que conseguirás funcionalidad y facilidades en la higiene diaria.

Escrito y verificado por el historiador del arte Francisco Jiménez el 03 Septiembre, 2018.

Última actualización: 03 Septiembre, 2018

El cuarto de baño es uno de los espacios más utilizados de la casa. Es importante que exista orden y tener los principales elementos con los que mantener una higiene diaria. Te mostramos los 5 accesorios indispensables que deben tener los baños.

No hay nada mejor como tener los principales recursos bien recogidos, organizados y disponibles para su uso. Esto ofrecerá una serie de comodidades que generan una atmósfera limpia y agradable.

No obstante, la pregunta principal es la siguiente: ¿tienes todos los accesorios necesarios para el baño? No hay que olvidar que todo estos deben guardar también un sentido estético; es decir, que sean recursos decorativos a la vez que funcionales.

Dispensador de jabón líquido

A la hora de elegir, qué es mejor, ¿un dispensador o una pastilla de jabón? La finalidad es la misma y ambos productos ayudan a limpiar las manos; sin embargo, la función decorativa es muy diferente.

Hay que tener en cuenta que la pastilla de jabón suele colocarse en un cuenco, el cual puede almacenar restos de jabón seco, polvo del ambiente y ofrecer una imagen no muy higiénica.

En cambio, el dispensador de jabón líquido es un recurso que cada vez tiene más presencia en los hogares. Sus características son las siguientes:

  • Es muy higiénico, gracias a que dispensa una pequeña cantidad de jabón que será depositada en las manos. Además, el recipiente puede ser un elemento para la decoración por su apariencia estética.
  • No gotea ni almacena suciedad, ya que el jabón se encuentra protegido por el recipiente y su utilidad es efímera; es decir, que el jabón usado desaparece con el lavado.
  • Resulta muy económico: tiene una larga duración y puede ser recargado siempre que se desee.

La importancia del toallero

Si lo que buscamos es tener bien ordenadas las toallas de mano, un toallero es imprescindible en un baño. Sin lugar a dudas, este elemento va a ser bien utilizado y aporta un toque muy cuidado en la estética del lugar.

Antes de distinguir los dos tipos, hay que mecionar que pueden encontrarse tanto de metal como de madera. Dependiendo del estilo del baño, es necesario que se preste atención al espacio.

  • Toallero con unión a la pared: en este caso, se adhiere a la pared por ambos extremos, quedando un arco donde colgar las toallas.
  • Toallero de pie: para este caso, hay muchos modelos, pero uno muy interesante es aquel que tiene un pilar central y entre dos y tres brazos que se prolongan formando un ángulo recto.

Radiador toallero: seca y calienta

Este aparato favorece el secado de las toallas mojadas y, a su vez, calienta a modo de calefacción. Evidentemente, en temporada estival no es necesario que esté caliente, por lo que el sacado de toallas se hace de manera más rápida.

Su forma posee diferentes estamentos y permite el secado de varias toallas. El material suele ser de aluminio y la energía se transmite por electricidad o por agua caliente.

La calidad y eficiencia de un accesorio como este no tiene parangón, especialmente en climas muy fríos donde se hace necesaria una calefacción para el baño.

Portarrollos y escobillero

Otros accesorios muy interesantes son el portarrollos y el escobillero. Estos dos no deben faltar en el baño. De todos modos, no hay que olvidar que, a pesar de pasar desapercibidos normalmente, pueden aportar un contenido decorativo interesante.

El portarrollos puede ser de metal o madera; pero, para este caso, se busca que no sobresalga demasiado en su ornamentación; es decir, que sea más funcional que decorativo.

En cambio, el escobillero, al ser más grande que el anterior, puede contribuir enormemente a la decoración del baño; no es necesario ocultarlo. Eso sí, es imprescindible que siga el mismo estilo que el resto de recursos.

– Decora siguiendo los mismo parámetros estéticos que el resto de accesorios.-

Portagel para la ducha

Si lo que no quieres es estar haciendo obras, un portagel como este puede ayudarte a que estén ordenados los geles y las esponjas de manera fácil, simple y sutil. ¿Qué beneficios tiene?

  • Tiene unos enganches que permite ser colgado desde el grifo de la ducha, desde la mampara o desde cualquier otro elemento.
  • No ocupa demasiado espacio y no entorpece las labores de higiene; incluso, si tienes niños pequeños, te resultará muy sencillo su uso.
  • Los geles quedan bien organizados, inmóviles y sin posibilidad de caerse; de este modo, se consigue funcionalidad y decoración.

Por tanto, no dudes en utilizar estos accesorios como piezas fundamentales del baño. Con ellos, conseguirás confort y eficacia mientras estás decorando.


Licenciado en Historia del Arte por la Universidad de Salamanca, posee conocimientos en distintas ramas del arte y la historia, concretamente en los campos del patrimonio histórico, la arquitectura, la pintura y la escultura; además, amplía su formación en el ámbito del diseño de espacios de interior, principalmente en la concepción espacial interna de las viviendas, cómo repercute la iluminación y la aplicación de las artes decorativas. En su trayectoria profesional, ha combinado sus dos grandes pasiones: la docencia en materia de arte e historia y los museos. Actualmente, trabaja como profesor de instituto y como redactor para Grupo M Contigo. Posee una amplia experiencia en el ámbito de la gestión cultural y la musealización de espacios expositivos, habiendo trabajado dentro de esta rama en el Museo del Ejército (Toledo). Sus investigaciones se centran en la comprensión de los principios fundamentales que rigen las artes, su exposición visual y su aplicación en el mundo del interiorismo. Por otro lado, ha trabajado como guía y gestor de sala de exposiciones en Romanorum Vita (La Caixa). A su vez, se especializa en la redacción de contenidos vinculados en distintas temásticas culturales y artísticas. Se considera un apasionado del cine, la música, la historia y la aplicación y desarrollo de las artes en sus distintas vertientes con presencia fundamental en las arquitecturas del presente.